Polémica

Wimbledon confirma el perjuicio a Nadal

Nadal, durante un partido de exhibición disputado este miércoles ante Cilic. /Daniel Leal-Olivas (Afp)
Nadal, durante un partido de exhibición disputado este miércoles ante Cilic. / Daniel Leal-Olivas (Afp)

El español ha sido colocado como tercer cabeza de serie por detrás de Federer y podría encontrarse con Djokovic en semifinales

ENRIC GARDINERMADRID

Era un secreto a voces y este miércoles el torneo de Wimbledon confirmó lo que los números venían anunciando desde hace días. Rafael Nadal será tercer cabeza de serie en el 'major' londinense, pese a que figure como número dos del mundo en la clasificación ATP.

El suizo Roger Federer, ocho veces campeón del torneo, ocupará el segundo puesto gracias a sus mejores resultados en hierba. Una decisión que causa controversia debido a la peculiaridad que usa el tercer Grand Slam para designar a sus favoritos.

Wimbledon utiliza, a diferencia del resto de grandes, un sistema propio para listar a los cabeza de serie. Toma el ranking a fecha de 24 de junio, le suma el 100% de los puntos en hierba conseguidos en los últimos doce meses y, además, le agrega el 75% de los puntos cosechados en el mejor torneo sobre hierba.

«No creo que esto esté bien que sea el único torneo que utiliza su propia fórmula. Es el único (torneo) de todo el año que no sigue los rankings», expuso en declaraciones a Movistar el español, que ya se vio perjudicado el año pasado cuando cayó del primer puesto al segundo. «Es su elección. De todos modos, sea primero o segundo, tengo que jugar a mi mejor nivel para poder aspirar a todo», agregó el dos veces ganador en el All England Club.

Más información

El problema para Nadal ha llegado por no haber competido fuera de Wimbledon en el último año. Debido a los dos años seguidos en los que el manacorense ha triunfado en Roland Garros, la gira de hierba en su caso se ha restringido a Wimbledon y nada más. La falta de descanso entre la gira de tierra y el pasto y la dura transición para las rodillas de Nadal le han hecho prescindir de torneos como Stuttgart o Queen's, donde jugó en anteriores ocasiones.

Este no ha sido el caso de Federer, quien el año pasado, tras saltarse la gira de arcilla, ganó en Stuttgart y llegó a la final en Halle, escenario en el que esta temporada ha levantado su tercer título de 2019 y que le permite superar a Nadal en los sembrados de Wimbledon.

Djokovic se suma a las críticas

Mientras que en 2018 el cambio de posición no supuso ningún perjuicio para Nadal, este año le puede reportar encontrarse con el serbio Novak Djokovic en semifinales y con Federer en la final. Siendo segundo cabeza de serie solo podría haberse medido al de Belgrado en la final.

Esta decisión, aunque conocida de antemano puesto que Wimbledon lleva utilizando la fórmula desde 2001, tampoco ha gustado a Djokovic, cuatro veces ganador del torneo. «Son sus reglas, pero es un poco sorprendente», replicó a Reuters el número uno del mundo, quien se encuentra estos días ya en Londres disputando la exhibición de The Boodles .

Será el sorteo del viernes el que demuestre si la decisión del tercer Grand Slam de la temporada ha resultado ser perjudicial para Nadal o no. Mientras tanto, el balear ha comenzado a entrenarse en las instalaciones del All England Club y se ha ejercitado junto al austríaco Dominic Thiem, otro de los damnificados por la ya famosa regla. El centroeuropeo debía partir como cuarto cabeza de serie según figura en su ranking, pero lo hará finalmente desde el quinto, ya que el sudafricano Kevin Anderson, finalista en Wimbledon el año pasado, ha pegado un salto de la octava a la cuarta posición.

Los próximos pasos de Nadal pasarán por jugar el viernes su segundo partido de exhibición en el club londinense de Hurlingham ante el francés Lucas Pouille (15:00 hora española). Una vez acabada la preparación, Nadal hablará ante la prensa el fin de semana antes de su debut en Wimbledon, que se celebra del 1 a 14 de julio.