Trabajo alarga la confusión y dice que no hay nada cerrado con los autónomos

La ministra de Trabajo,Magdalena Valerio. /Efe
La ministra de Trabajo,Magdalena Valerio. / Efe

La ministra ve solo una «reunión puntual» la cita donde, según ATA y UPTA, se pactó la subida de la base mínima y de los tipos de cotización

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Si es usted un trabajador autónomo, ármese de paciencia porque aún no está claro cuánto le subirán las cotizaciones a la Seguridad Social a partir de 2019. Donde el miércoles las asociaciones más representativas, ATA y UPTA, veían un acuerdo global, aunque en el Ministerio de Trabaja matizaban luego que solo se había pactado el aumento en un 1,25% de la base mínima de cotización para el año próximo, la titular del departamento, Magdalena Valerio, dijo este jueves que no hay todavía algo cerrado.

«Fue solo una reunión puntual de las muchas que está habiendo», dijo la ministra queriendo restar toda la importancia a una cita donde, según ATA y UPTA, se sentaron las bases de su nuevo marco de cotización para los próximos años. Tanto es así que el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos, Lorenzo Amor, advirtió al Gobierno de que «si se mueve una coma» de lo que habrían pactado el miércoles, ni ellos ni -espera- tampoco UPTA apoyarían otras alternativas.

«Quiero aclarar que aún se está en fase de negociación», insistió Valerio para acto seguido apuntar que «tiene que haber más reuniones con todas las asociaciones del sector» y, además, «tendrá que verse en la mesa de diálogo social». Solo añadió, pero sin entrar en detalles, que va a implicar una mejora «importante» de la acción protectora de este colectivo «con no mucha más cotización».

Fuentes del Ministerio, sin embargo, sí señalaron a este diario que se había pactado el alza de la base mínima de cotización, aunque no que el tipos de referencia respecto a sus ingresos se elevará al 30% en 2019, el 30,3% en 2020, el 30,6% en 2021 y el 30,9% en 2022, esto es, poco más de un punto en cuatro años según anunciaron ATA y UPTA.

El tipo para la cotización social de los autónomos «oscilará entre el 29,8% actual y el 31,4%», explicaron esas fuentes, lo que podría implicar hasta 260 euros más al año. En este sentido, negaron que el incremento de las cotizaciones fuera a ser para el próximo año de poco más de 60 euros para las personas físicas y 80 euros para las sociedades, inclinándose por una subida de cuota «no inferior a 11 euros al mes», aduciendo que si no sería difícil aumentarles las prestaciones.

El enfado del presidente de ATA, por esta «rectificación» del Gobierno es notable pues, según él, incluso se pactó cómo anunciar el acuerdo públicamente y en qué términos. «No somos nosotros quienes vamos a rectificar lo anunciado», advirtió Amor, quien escribió vía Twitter: «Cada uno tiene su historial de rectificaciones y cambios de postura, cada uno es preso y responsable de sus palabras, de sus actos y sus acuerdos. Con los autónomos no se juega». El presidente de UPTA, Eduardo Abad, también confirmó a este diario que esos porcentajes de los tipos fueron acordados en la reunión del miércoles, «a expensas de que hicieran luego sus cálculos».

¿Presiones de CC OO?

Algunas fuentes del sector entienden que este cambio de postura en el Ministerio se debe a las presiones que recibieron desde UATAE, asociación vinculada a CC OO y que se desmarcó rápidamente de un acuerdo «a puerta cerrada» y sin contar con todas las organizaciones -precisamente ayer la ministra incidió en que se hablará «con todos»-. A su juicio, la mayoritaria ATA «ha jugado con la ilusión y el bienestar de los autónomos» presentando por buenas «cifras que no están cerradas» y por eso pidió que rectifique.

Más lejos fue el secretario general de CC OO, Unai Sordo, quien mostró su «enfado» criticando los posibles privilegios de una parte del colectivo. Estima que su régimen actual de cotización resulta «absolutamente injusto» porque «está detrayendo muchísimos recursos a la Seguridad Social y perjudicando a autónomos de menores ingresos».

«No puede ser que en este país trabajadores que no llegan ni a mileuristas -lamentó- financien pensiones de pequeños empresarios, que tienen un fondo de pensiones privado y patrimonio, pero han decidido voluntariamente cotizar solo por la mínima». Por eso abogó por un sistema de cotización en función de los ingresos reales que reciben.

 

Fotos

Vídeos