¿Por qué no se hace la cesta de la compra por internet?

Clientes haciendo la compra en un supermercado/Archivo
Clientes haciendo la compra en un supermercado / Archivo

Apenas un 17% de los españoles adquiere productos de alimentación on line, un porcentaje que se triplica en Reino Unido

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

La compra de alimentación por internet es a día de hoy un hábito muy escaso en España. Así, apenas un 17% de los consumidores ha utilizado este canal de venta al menos una vez para llenar su despensa, una cuota que es en otros sectores como viajes, textil o calzado es bastante superior, según un estudio presentado hoy por la consultora The Cocktail. Además, cabe resaltar que ese porcentaje se triplica en otros países como Reino Unido, por lo que existen claras posibilidades para crecer.

La gran barrera para que ocho de cada diez compradores on line no considere la alimentación reside en la desconfianza en el criterio utilizado por las empresas que ofrecen el servicio y consideran que éste no será equiparable a la experiencia de compra en la tienda física, a lo que se suma que creen que la compra por internet requiere un mayor esfuerzo y, principalmente en el caso de las mujeres, son sensibles a los gastos de envío y al trato al que son sometidos los productos, según el informe mencionado.

Por esto, el carrito de la compra on line en España es muy básico, y principalmente se utiliza para surtirse de productos pesados, mientras que los grandes ausentes son los frescos y los congelados. Así, apenas un 9% de los usuarios compra carne o pescado a granel, porcentaje que se eleva hasta el 11% para la fruta y verdura y al 12% para los huevos. Las razones que aduce para no comrpar carne, pesacdo o fruta es porque no pueden verificar el esatdo del producto ni seleccionarlo a su gusto, mientras que los huevos los descartan porque no tienen confianza en que lleguen a sus hogares en buenas condiciones. En el caso de los congelados, los escogen dos de cada diez compradores on line, un porcentaje bajo porque no confían en que se respete la cadena de frío durante el transporte. Los productos lácteos son, dentro de los frescos, los que más se compran: un 25% de los clientes on line, aunque quienes no lo hacen argumenta el no poder revisar ellos mismos la fecha de caducidad.

En este sentido, la «búsqueda y selección de los productos» y la «generación y entrega de los pedidos» son los elementos clave en los que las empresas deben focalizar la mejora en la experiencia de los usuarios, según resalta la consultora The Cocktail, que apunta el amplio margen de mejora que tiene por ejemplo Mercadona, ya que su cuota on line es del 22% frente a un 40% en la tienda física. Lo contrario le ocurre a El Corte Inglés, que cuadruplica su cuota on line: 8% frente al 2% de venta física. Amazon, por su parte, acapara un 14% de cuota de mercado de la venta online de alimentación, superado solo por Mercadona y Carrefour, con una cuota del 17%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos