Bruselas acusa a BMW, Daimler y VW de promover un cártel contra los sistemas para reducir las emisiones

Bruselas acusa a BMW, Daimler y VW de promover un cártel contra los sistemas para reducir las emisiones

La investigación abierta por la Comisión Europea en septiembre apunta a una violación de las normas de Competencia. Las firmas automovilísticas tienen ahora un plazo para rebatir la acusación

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYO

La Comisión Europea ha comunicado este viernes a las multinacionales automovilísticas BMW, Daimler y VW (Volkswagen, Audi, Porsche) que los resultados preliminares de la investigación abierta por una supuesta violación de las normas antimonopolio revelan que incurrieron en irregularidades entre los años 2006 y 2014. En concreto, que restringieron la competencia en el desarrollo de tecnología para limpiar las emisiones de gasolina y diesel de sus vehículos.

La institución comunitaria habría comprobado que los tres grupos automovilísticos habrían limitado de común acuerdo el desarrollado de las investigaciones en dos tecnologías concretas: el sistema conocido como 'Adblue' para limitar las emisiones nocivas de óxidos de nitrógeno condicionando «el tamaño y la recarga del tanque durante esos doce años» lo que conllevó tanto la limitación del consumo de este líquido 'limpiador' como su eficacia a la hora de neutralizar los gases nocivos emitidos por los tubos de escape.

El informe hecho público por el departamento de Competencia de la Comisión se refiere también a otros sistemas ideados en esa línea como los filtros de partículas 'Otto' para los vehículos de gasolina con inyección directa. En este caso, BMW, Daimler y VW se habrían coordinado «para evitar, o al menos retrasar», la introducción de sistemas más desarrollados en sus nuevos modelos, entre los años 2009 y 2014.

«Las empresas pueden cooperar de muchas maneras para mejorar la calidad de sus productos. Sin embargo, las reglas de competencia de la UE no les permiten hacerlo exactamente para lo contrario, para no mejorar sus productos», ha asegurado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager quien ha remarcado que el primer resultado de la investigación abierta en septiembre del pasado año apunta a que los tres colosos automovilísticos infringieron las normas de competencia de la UE. «Como resultado, a los consumidores europeos se les ha negado la oportunidad de comprar vehículos con la mejor tecnología posible».

BMW, Daimler y VW (Volkswagen, Audi, Porsche) tienen ahora unos meses para responder a la investigación de la Comisión Europea que, se insiste, es ajena a otras en curso, como las que se refieren al uso de dispositivos ilegales con el único objetivo de 'engañar' en las pruebas de control de emisiones.