Linde: Bankia recibió un anticipo al rescate para evitar la «catástrofe»

Luis María Linde, exgobernador del Banco de España./EFE
Luis María Linde, exgobernador del Banco de España. / EFE

Linde ha enmarcado los problemas del banco dentro de un colapso financiero y ha lamentado que el Fondo Monetario Internacional (FMI), erraran en sus previsiones

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La declaración como testigo del exgobernador del Banco de España, Luis María Linde, en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia ha dejado sobre la mesa una circunstancia hasta ahora desconocida en el convulso proceso que vivió la entidad entre 2011 y 2012: el banco recibió recibió un anticipo del rescate de 4.500 millones de euros en septiembre de 2012 para «evitar la catástrofe» que suponía que el Banco Central Europeo (BCE) retirase la posibilidad de seguir prestándole dinero al rechazar las garantías que hasta entonces aportaba la firma.

Linde, que fue gobernador entre mediados de 2012 y 2018, apuntó este lunes en su declaración ante la Audiencia Nacional la «grave» situación económica que se vivió en España a finales de 2011 y principios de 2012, que se reflejó en la liquidez proporcionada por el BCE a la banca española y a Bankia.

Reconoció que BFA-Bankia era el primer problema del sistema bancario cuando fue nombrado gobernador, debido a que pocos meses después la entidad llegó a deber 82.000 millones de euros al BCE, un 20% del total, «en una situación gravísima» a la vez que «desconocida», según su relato, «desde la Guerra Civil». Ante esa situación, Bankia percibió la inyección de liquidez del FROB como anticipo del préstamo que iba a recibir parte del sector bancario de fondos de la UE.