El Ibex-35 cierra en verde gracias a los grandes valores y pese al hundimiento de Dia

El Ibex-35 cierra en verde gracias a los grandes valores y pese al hundimiento de Dia
EFE

Ferrovial ha sido el valor más rentable, con un avance del 2,63%, ante rumores que apuntan la posibilidad de que venda su unidad de gestión de residuos

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 ha logrado terminar la sesión en positivo. Ello, después de muchas dudas durante todo el día entre los números rojos y los verdes y de volatilidad entre los 8.850 y los 8.920 puntos. Sólo en el último tramo de la jornada se aseguraba el cierre con ganancias: daba un último cambio en los 8.923,7 puntos, con una revalorización del 0,24%. 

El selectivo español ha cerrado en positivo, pese al desplome del 42% que ha sufrido Dia después de su profit warning, de la suspensión del dividendo y de la dimisión de su presidenta.

Tras Dia, lejos, por supuesto, Meliá, que ha bajado un 3,16%, mientras que Técnicas Reunidas se ha dejado un 2,5%. Pérdidas de más de un punto porcentual han sufrido ACS, Colonial y Acerinox. 

En verde, Ferrovial ha sido el valor más rentable, con un avance del 2,63%, ante rumores que apuntan la posibilidad de que venda su unidad de gestión de residuos. A continuación, Acciona, Siemens Gamesa, Telefónica y BBVA, que se han anotado más de un punto porcentual. Entre los grandes, también avances para Iberdrola, que ha ganado un 0,83%; mientras que Inditex ha sumado un 0,70%; Repsol, un 0,37%; y Santander, un 0,19%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Metrovacesa fue el valor que más subió, con un avance del 6,20%. En rojo, tras Dia, OHL, que perdió un 14,31%.

Discretos avances en Europa y debilidad en Wall Street

En el resto del Viejo Continente también han dominado las ganancias, aunque han sido muy discretas. El Dax ha sido el indicador que más ha subido, con una revalorización del 0,78%, mientras que Ftse 100 británico ha avanzado un 0,48%, y el Ftse Mib de Milán se ha apuntado un 0,16%. 

Los peores del día han sido el Cac 40 francés, que ha terminado prácticamente plano, y el PSI-20 de Lisboa, que ha retrocedido un 0,20%. 

En Wall Street, mientras tanto, se respiraba debilidad: el Dow Jones, al cierre de la sesión europea, avanzaba un 0,10%, mientras que el S&P 500 perdía un 0,20%, y el Nasdaq, alrededor de un 0,35%. Ello, después de conocerse datos de ventas al por menor correspondientes al mes de septiembre por debajo de lo esperado por los analistas: crecieron un 0,1%, frente al 0,6% que esperaba el consenso de analistas. 

A la tensión de los mercados contribuía, además, que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, avisara de la posibilidad de una nueva ronda de aranceles en China. 

A esa inquietud, también hay que añadir las que han aflorado entre Estados Unidos y Arabia Saudí ante la desaparición de un prominente periodista. Además, las advertencias sobre la economía global que se han dado en el marco de la reunión de otoño del Fondo Monetario Internacional. Asimismo, continúa la incertidumbre sobre cómo terminará el Brexit, puesto que de momento no parece muy probable el acuerdo entre Bruselas y el Reino Unido. Y, por último, sobre cómo la Comisión Europea acogerá los presupuestos italianos, pero también los españoles. 

La deuda, tranquila

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono estadounidense a diez años se mantenía en el 3,15%, niveles de cierre de la semana pasada.

También estabilidad en el mercado de deuda en el Viejo Continente: el interés de los títulos alemanes a diez años se mantenía en el 0,50%. Lo mismo ocurría con los bonos de la periferia: el interés de los títulos italianos continuaba en el entorno del 3,55%, mientras que el de los españoles rondaba el 1,67%. 

Con ello, la prima de riesgo de Italia se mantenía sobre los 300 puntos básicos, y la de España, cerca de los 120 puntos. Todas las primas de riesgo de la periferia europea se ampliaron prácticamente en la misma dimensión la semana pasada. En parte por la mayor aversión al riesgo existente en los mercados. También, por cuestiones particulares de cada país. Italia, por sus presupuestos, la beligerancia con la que los defiende frente a Bruselas y por las dudas existentes sobre su crecimiento y la sostenibilidad de la deuda.

España, por la incertidumbre que también se desprende de sus cuentas públicas, sobre todo sobre si recibirán el visto bueno de la Comisión Europa, si serán refrendadas por el Congreso, si se prorrogarán las últimas o si se tendrán que celebrar elecciones anticipadas. Respecto a esto último, la volatilidad provocará, según los economistas de ING, que la prima de riesgo española oscile en los próximos tiempos entre los 100 y los 120 puntos básicos. En el mercado de divisas, el euro ganaba posiciones frente al billete verde: avanzaba un 0,25% al cierre, hasta el nivel de 1,1586 unidades. 

El oro recibe dinero y el crudo rebota levemente

Si ni el dólar ni los bonos actuaban como refugio en la jornada de hoy, sí ejercía ese papel el oro, que, al cierre de la sesión europea, avanzaba cerca de un 0,8%, hasta los 1.226 dólares la onza, su nivel más alto desde el mes de julio. 

En el petróleo, mientras tanto, leve repunte tras el fuerte descenso de la semana pasada: el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 0,35%, hasta los 80,71 dólares; el de West Texas, avanzaba un 0,45%, hasta los 71,66 dólares.

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con una subida del 0,24%, para dar un último cambio en los 8.923,70 puntos.

- Ferrovial fue el valor más rentable de la sesión, con una subida del 2,63%, ante rumores de la posible venta de su división de gestión de residuos.

- Dia fue el peor valor de la jornada, con un recorte del 42,22%, tras anunciar una revisión a la baja de sus resultados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos