Las nuevas hostilidades comerciales alejan al Ibex-35 de los 9.800 puntos

Las nuevas hostilidades comerciales alejan al Ibex-35 de los 9.800 puntos
EFE

En el selectivo español, Mediaset encabezó los ascensos, con una revalorización del 1,83%, seguido de Siemens Gamesa, que se anotó un 1,49%, y de Dia y de Meliá, ambos con ganancias de un 1,18%

CRISTINA VALLEJO

Las Bolsas se mueven últimamente según marcan las sobre la guerra comercial. Si son buenas, si se atisba una distensión o se observan signos de que no va a afectar al crecimiento económico, la renta variable sube. Pero si la tensión se incrementa y hay efectos en cadena, represalias y contrarrepresalias, las acciones vuelven a sufrir. Ésa es la dinámica en la que se encuentran los mercados.

La de hoy ha sido una jornada de recortes en la renta variable después de que Estados Unidos haya fijado una nueva fecha, la del 23 de agosto, para el nuevo arancel del 25% que aplicará sobre otros 279 productos chinos por valor de 16.000 millones de dólares. China ha avisado de que está preparada para contraatacar. 

Bien es verdad que, pese a todo, los descensos que han firmado las Bolsas no han sido muy importantes. Así, el Ibex-35 ha dado un último cambio en los 9.747,1 puntos, lo que supone un recorte del 0,26%. El índice, eso sí, estuvo a punto de perder los 9.700 en su peor momento del día, al filo de las cuatro de tarde. Pero ese nivel actuó como soporte.

Los otros indicadores europeos que cerraron a la baja también sufrieron discretas pérdidas: el Cac 40 francés se dejó un 0,35%, mientras que el Ftse Mib de Milán cayó un 0,29% y el Dax alemán, un 0,12%. En verde, en cambio, terminó el PSI-20 de Lisboa, que subió un 0,09%, y también el Ftse 100 británico, que ganó un 0,75%. La subida de este último, debido a la caída de la libra, que se encuentra en mínimos de casi un año, ya que los inversores se están protegiendo ante la posibilidad de un Brexit sin acuerdo.

En todo caso, en China sí vimos por la mañana un recorte importante después del potente rebote que había registrado en la sesión anterior. El CSI 300 cedió algo más de un 1,5%. 

Pero en Estados Unidos, al cierre de la sesión europea, el comportamiento de la Bolsa de Nueva York era bastante tranquilo: el Dow Jones y el S&P 500 se encontraban prácticamente planos, mientras que el Nasdaq se anotaba un 0,11%. Los indicadores de Wall Street, al toque de campana en las plazas del Viejo Continente, habían borrado los números rojos con que habían arrancado la jornada. Aunque parecían encontrarse en un equilibrio inestable.

Pudo ayudar a tranquilizar a los mercados y a que los descensos no fueran más allá que justo hoy se publicara la balanza comercial china, de acuerdo con la que tanto importaciones como exportaciones están creciendo a mayor ritmo del esperado, sobre todo las primeras, lo que ha llevado, eso sí, a que el superávit comercial del gigante asiático sea menor del previsto. Además, de acuerdo con Donald Straszheim, de Evercore ISI, en declaraciones a Bloomberg, no es probable que se observe un gran impacto económico en los próximos meses, aunque reconoce que, desde el punto de vista empresarial, sí ve daños tanto en China como en Estados Unidos.

Quizás la víctima mayor de las nuevas tensiones comerciales fuera el petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedió un 3,5%, mientras que el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, perdió un 1,3%. La guerra arancelaria puede provocar una menor demanda de crudo y ese temor pesó más en el mercado que la publicación de las cifras de inventarios americanos, que retrocedieron. 

Noticias en Europa

Otro de los frentes abiertos que tiene la actualidad es Italia, sus presupuestos y sus relaciones con la Unión Europea. De allí vinieron noticias mixtas. Por una parte, el ministro de Finanzas, Giovanni Tria, ratificó el compromiso de su Gobierno con la reducción de deuda y con su pertenencia a la zona euro, posición que reafirmó el primer ministro, Giuseppe Conte, apelando al realismo que ha de regir las cuentas públicas. Pero, por otra parte, el líder del Movimiento Cinco Estrellas y vicepresidente italiano, Luigi di Maio, avisó de que su Gobierno va volver a utilizar tácticas duras en la negociación del presupuesto comunitario, como ya hizo para negociar las cuestiones migratorias. Con ello, volvimos a ver un repunte en los intereses de los bonos italianos a diez años, que avanzaban desde el 2,86% hasta el 2,89%. 

En el capítulo macro europeo, decepcionantes cifras de producción industrial en España. En el mercado de divisas, mientras tanto, el euro se mantenía en el entorno de 1,16 unidades en que ya se movía ayer. 

Mediaset, el más rentable del Ibex; Merlín, el peor

En el Ibex-35, Mediaset encabezó los ascensos, con una revalorización del 1,83%, seguido de Siemens Gamesa, que se anotó un 1,49%, y de Dia y de Meliá, ambos con ganancias de un 1,18%.

En rojo, Merlín Properties fue el peor, con un descenso del 1,38%, seguido de ArcelorMittal, que bajó un 1,36%, mientras que Bankia cayó un 1,31%. Colonial también cedió más de un punto porcentual. 

Los grandes valores en su inmensa mayoría se colocaron en terreno negativo, con la sola excepción de Iberdrola (0,18%). El peor de los 'blue chips' fue el Santander, que cayó un 0,72%. Mientras, BBVA retrocedió un 0,63%. Inditex y Telefónica cedieron un 0,43% y un 0,34%, respectivamente.

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 retrocedió un 0,26%, para dar un último cambio en los 9.747,10 puntos.

- Mediaset encabezó las ganancias en el Ibex-35, con una subida del 1,83%. En rojo, MerlinProperties fue el valor que más cayó, con un retroceso del 1,38%.

- Fuerte retroceso del crudo: el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía alrededor de un 3,5% al cierre de la sesión y ponía en peligro la cota de los 72 dólares.

 

Fotos

Vídeos