Patronal y sindicatos abordarán este año la renovación de convenios para más de 3.000 trabajadores

Interior de una bodega en Gumiel del Mercado. /Alberto Mingueza
Interior de una bodega en Gumiel del Mercado. / Alberto Mingueza

Esta misma semana se ha consitutido la mesa negociadora del convenio de Oficinas y Despachos | El nuevo convenio de Vinos y Licores, a punto de firmarse

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

A lo largo de los próximos meses, la Confederación de Asociaciones Empresariales (FAE) y los sindicatos deberán abordar la negociación de los tres convenios colectivos cuya vigencia finalizó el pasado 31 de diciembre de 2018. Se trata de los convenios de Confiterías, Oficinas y Despachos y Panaderías, que afectan a 608 empresas y unos 2.700 trabajadores en toda la provincia.

El primero en afrontarse será el de Oficinas y Despachos, que afecta a 418 firmas y 1.400 trabajadores. Se trata del más relevante de los tres que han de renovarse este año y patronal y sindicatos ya se han sentado. De hecho, esta misma semana se ha constituido la mesa negociadora, a la que los sindicatos han acudido con la petición de incrementos salariales del 3%, un incremento que a priori no parece encajar en los planes de la patronal.

En principio, se prevé que todos los convenios se revisen al alza

Eso sí, la de esta semana no ha sido sino una primera toma de contacto y a lo largo de las próximas semanas se mantendrán conversaciones para intentar llegar a un acuerdo al respecto de un convenio que, más allá de la cifra exacta, se prevé que se revise al alza. No en vano, en su último periodo de vigencia se incluyeron subidas salariales de hasta el 1,4%.

A partir de ahí, está previsto que a lo largo del próximo mes de marzo se constituya la mesa negociadora del convenio colectivo de Panaderías, que afecta a 162 empresas y alrededor de 1.011 trabajadores. En este caso, el convenio anterior contemplaba incrementos salariales del 1% y el 2% para 2017 y 2018, por lo que parece probable que el nuevo documento mantenga esa misma línea.

Algo más tendrá que esperar el convenio de Confiterías, que afecta a 28 empresas y 281 trabajdores, según la información con la que trabaja la FAE. De momento, según explica el vicesecretario de la patronal, Íñigo llarena, «no hay fecha» para comenzar las negociaciones de un convenio que contempló subidas salariales del 0,6% y el 0,8% en los dos últimos ejercicios.

Una gran novedad

Paralelamente, la FAE confía en poder firmar en las próximas semanas el nuevo convenio para Industria Elaboradora, Almacenistas y Distribuidores de Vinos, Licores y otras bebidas Espirituosas. En este caso, se trata de un convenio de nueva creación, planteado, según explica Llarena, para «ampliar el ámbito de actuación» del convenio referente hasta la fecha, vinculado exclusivamente a los almacenistas, que afectaba a unas 40 empresas y 200 trabajadores.

Así, este nuevo texto, que se viene negociando desde hace varios meses, incluirá también a los distribuidores y a los productores, esto es, a las bodegas, aunque algunas de ellas ya se regían por el anterior convenio.

En principio, patronal y sindicatos ya tienen un acuerdo efectivo sobre la mesa, que plantea mejoras salariales del 1,8% en 2019, del 1,9% en 2020 y del 2% en 2021. A mayores, las empresas adscritas al anterior convenio también aplicarán un incremento salarial con efectos retroactivos del 1,7 en 2018. Asimismo, se realizará una revisión cada uno de los años al I.P.C. real con efectos retroactivos.

A pesar de que el acuerdo se alcanzó hace ya algunas semanas, la firma efectiva del convenio se ha retrasado a la espera de «hilar algunos detalles» del texto definitivo, ya que es completamente nuevo en la provincia.