El PNV ayuda al Gobierno a salvar el primer trámite presupuestario a cambio de una subida general de las pensiones

Aitor Esteban (PNV) y Mariano Rajoy dialogan en el Congreso. / Daniel Ochoa de Olza (Afp) I Atlas

Rajoy acepta que se actualicen conforme al IPC en 2018 y 2019 y que el factor de sostenibilidad se retrase a 2023 en un encuentro con Ortuzar

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

El PNV ayudará al Gobierno a salvar el primer escollo del debate presupuestario. El portavoz de la formación nacionalista, Aitor Esteban, ha anunciado hoy que los cinco diputados de su grupo votarán mañana en contra de las enmiendas de devolución presentadas por otras seis fuerzas parlamentarias contra el proyecto de ley del Ejecutivo. La decisión se produce después de que Mariano Rajoy accediera ayer, en un encuentro con el presidente del partido vasco, Andoni Ortuzar, a mantener su propuesta de una subida de entre el 1% y el 3% para las pensiones más bajas y, además, actualizar el resto conforme al IPC tanto en 2018 como en 2019.

El acuerdo contempla también, según Esteban, retrasar hasta 2023 la aplicación del factor de sostenibilidad del sistema, un elemento corrector introducido por el Gobierno en la reforma de 2013 pero que debía empezar a funcionar el año próximo. Con este pacto, que ahora el PNV planteará como enmienda parcial, Rajoy se garantiza al menos que la negociación de las cuentas sigue en marcha, a pesar de que la crisis catalana sigue sin resolverse. Los nacionalistas vascos siempre han afirmado que no hablarían de nada mientras las medidas del artículo 155 de la Constitución siguieran vigentes. Pero hoy han encontrado una vía para ganar tiempo.

El 24 de mayo, la Cámara baja votará el dictamen de la comisión de unos presupuestos que, como consecuencia de la coyuntura política y la falta de apoyos del Ejecutivo, han empezado su tramitación con seis meses de retraso respecto a lo indicado por la propia Constitución. Queda pues un largo mes de tiras y aflojas, fundamentalmente con el PNV y Nueva Canarias, los dos partidos que pueden garantizar que se alcance la necesaria mayoría absoluta junto al PP, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias y Coalición Canaria.

El proyecto de ley defendido esta mañana desde la tribuna por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, contempla entre otras cosas un subida salarial del 1,75% para los empleados públicos, una rebaja del IRPF que beneficiaría a 13 millones de personas, la ampliación del permiso de paternidad o la reducción del IVA cultural al 10%.

Montoro ha argumentado que estos son los presupuestos llamados a «repartir los beneficios de la recuperación», después de años de esfuerzos; algo que no comparten las formaciones que exigen su retirada, el PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís y EH Bildu. «Tenemos ante nosotros el reto de cerrar la crisis en esta legislatura y eso es lo que pide el Gobierno -ha dicho el ministro-, que abran las puertas de par en par al final de la crisis admitiendo la aprobación de este proyecto».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos