CCOO y UGT reclaman un mayor control de las cotizaciones tras la subida del salario mínimo

Los responsables de CCOO y UGT, Ángel Citores y Pablo Fraile, junto al subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente. GIT/
Los responsables de CCOO y UGT, Ángel Citores y Pablo Fraile, junto al subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente. GIT

Los sindicatos mayoritarios continúan reclamando un salario mínimo interprofesional de 14.000 euros anuales

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Los secretarios provinciales de CCOO y UGT, Ángel Citores y Pablo Fraile, respectivamente, han reclamado hoy un mayor control por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) sobre las cotizaciones tras la subida del salario mínimo interprofesional (SMI). «El INSS tiene que vigilar que las cotizaciones sean acordes a los salarios», ya que si no, se trata de un «fraude», ha señalado Citores.

Así se lo han hecho saber los máximos responsables de ambos sindicatos al subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, con quien se han reunido al objeto de poner sobre la mesa sus reivindicaciones. Unas reivindicaciones que pasan, en primer lugar, por seguir aumentando progresivamente el SMI hasta alcanzar los 14.000 euros brutos anuales (1.000 euros al mens en 14 pagas, 100 euros más que la cifra actual).

A mayores, los sindicatos también mantienen sobre la mesa otras reivindicaciones, como la creación de un subsidio para parados de larga duración mayores de 52 años o la prevalencia del convenio sectorial sobre el convenio de empresa. Reivindicaciones que desde los sindicatos mayoritarios se entienden como «justas». «La economía está creciendo y la recuperación debe llegar a todo el mundo», ha zanjado Citores al tiempo que pedía «valentía» al Gobierno para afrontar estos objetivos antes de la cita con las urnas.

Sea como fuere, el propio subdelegado del Gobierno ha puesto en valor los efectos de la subida del SMI, que en la provincia de Burgos ha permitido que numerosos colectivos alcancen un «suelo» salarial digno. Entre esos colectivos destaca el de los empleados del hogar, unas 3.100 personas en la provincia.

Además, De la Fuente ha destacado los resultados del Plan Director por un trabajo digno, que en 2018 permitió convertir en indefinidos más de 400 contratos en la provincia.