Macri se juega su futuro en la provincia que le llevó al poder

Mauricio Macri, el pasado viernes en un acto en Buenos Aires./EFE
Mauricio Macri, el pasado viernes en un acto en Buenos Aires. / EFE

Las comicios de hoy en Córdoba apuntan a la derrota del presidente argentino en su feudo, lo que asestaría un batacazo a su sueño de reelección

MARCELA VALENTEBuenos Aires

Las elecciones que se celebran hoy en la provincia argentina de Córdoba pondrán a prueba las opciones del presidente Mauricio Macri de pelear su reelección en octubre. El mandatario fue votado por el 72% de los habitantes de esta región en 2015 pero en estos momentos su candidato en ese distrito pelea por el segundo puesto. La derrota, de consumarse, sería el séptimo golpe que recibe Macri desde que comenzaron los comicios provinciales. Hasta ahora los más apoyados en esta cita con las urnas pertenecen a la oposición.

Córdoba es el segundo distrito del país en número de electores. Hace cuatro años, la preferencia de los votantes de esta región por Macri en la segunda vuelta electoral le permitió imponerse sobre su rival, Daniel Scioli. No obstante, hoy la provincia puede marcar el comienzo del fin del sueño del presidente de ser reelegido. Los sondeos anticipan que el gobernador peronista Juan Schiaretti se impondría por amplia mayoría y la alianza oficialista, dividida, podría dejar al candidato de Macri en tercer lugar.

Schiaretti tiene un 45% de apoyos. Y la alianza Cambiemos se quebró. El delfín del presidente, Mario Negri, quedó con un 17% de adhesiones y Ramón Mestre -que hasta hace poco pertenecía a Cambiemos- se lleva otro 17%. En la capital provincial también hay elecciones y la perspectiva preocupa igualmente al gobierno nacional. Por primera vez en veinte años un candidato peronista podría imponerse.

Los comicios se realizan en el peor momento para el Gobierno de Macri, con una profunda recesión y aumento del paro y la pobreza. Las encuestas señalan que el mandatario podría quedar en segundo ante la expresidenta Cristina Fernández, que aún no ha confirmado si participará. Las presidenciales son en octubre pero el 22 de junio los candidatos deben inscribirse.

Las dudas del oficialismo

Algunos colaboradores de Macri aconsejan que mantenga su candidatura pero otros ya recomiendan que desista y se proponga otro dirigente e inclusive piden otra sociedad política. Por eso es clave lo que pueda suceder hoy en Córdoba. Schiaretti es un peronista no tan cercano a Fernández. Sin embargo la exmandataria resolvió no presentar ningún aspirante en esa provincia en un gesto tendiente a apoyar la reelección del gobernador.

Si obtiene una victoria contundente, Schiaretti podría convertirse en el referente principal del peronismo no-kirchnerista, una jugada que resultaría favorable a Macri porque ese peronismo le restaría votos a su antecesora en caso de que ella sea la que se postule.