Francia reorienta su lucha contra la radicalización

Policías franceses patrullan en el reabierto mercado navideño de Estrasburgo./Afp
Policías franceses patrullan en el reabierto mercado navideño de Estrasburgo. / Afp

El Gobierno galo diseña una nueva estrategia dirigida a prevenir la delincuencia en edades tempranas

PAULA ROSAS Corresponsal en París

Cherif Chekatt, que el 11 de diciembre mató a cinco personas en Estrasburgo. Abdelhamid Abaaoud, cerebro de los atentados que sacudieron París en noviembre de 2015 y que dejaron 130 muertos. Mohamed Merah, que en 2012 asesinó a tres militares, un profesor y tres niños judíos en la región de Toulouse. Todos ellos, como la enorme mayoría de los terroristas que han atentado en Francia, tenían una cosa en común: dieron el salto de la delincuencia al yihadismo. Ante la proliferación de estos terroristas de perfil «híbrido», el Gobierno galo se ha embarcado en una nueva estrategia para luchar contra la radicalización, y que pasa por un refuerzo de los mecanismos para prevenir la delincuencia en edades tempranas.

La fórmula mágica no existe, reconoce el Ejecutivo. Durante años los esfuerzos se habían centrado en la «desradicalización», es decir, en abordar a sujetos con ideas extremistas desde diferentes ámbitos para hacerles salir de esa espiral violenta. Pero desde 2014-2015 el foco se ha puesto en la prevención, tanto con programas sociales en barrios que puedan servir de caladeros para los reclutadores del odio como en las cárceles, donde se ha radicalizado un número importante de terroristas. Ahora, visto el fuerte vínculo entre delincuencia y yihadismo, las autoridades quieren actuar incluso antes.

El anuncio de la nueva estrategia se hizo este jueves, de forma simbólica, en Estrasburgo, cuatro meses después del atentado del mercado de Navidad. El primer ministro, Édouard Philippe, recordaba la trayectoria del atacante: «Señalado a la edad de ocho años por la Educación Nacional, condenado por primera vez a los 14, 24 penas de prisión, también en Suiza y Alemania». Su salto al terrorismo evidencia la incapacidad, según Philippe, de los diferentes actores que lo trataron para evitar «una deriva inquietante que finalmente desembocó en una radicalización».

Intervenir pronto

Si hasta ahora los planes de prevención de la delincuencia se centraban en jóvenes de doce a 25 años, la intención ahora es, según el jefe del Ejecutivo, «intervenir más pronto y más rápido. Debemos encontrar a esos jóvenes, esos que han abandonado el colegio, allí donde estén, a menudo en la calle, en internet». La delincuencia no conduce inexorablemente al terrorismo, dijo Philippe, pero hay que estar alerta sobre «la porosidad que puede conducir de una a la otra».

El nuevo plan pone énfasis en la formación de educadores o funcionarios de prisiones en materia de radicalización, y quiere dar a los actores locales, como ayuntamientos o asociaciones, «los medios para intervenir sobre esos jóvenes y sus familias», es decir, que puedan actuar de forma precoz, con apoyo psicológico, escolar o parental. También se reforzarán los controles en agrupaciones deportivas, en las que se ha nombrado a personas de referencia, y se desarrollará una red de «psiquiatras coordinadores», desvela 'Le Monde'. Según el comité interministerial de prevención de la delincuencia y la radicalización, no se busca «psiquiatrizar» la radicalización ni criminalizar la enfermedad mental, sino evitar mejor el auge de los perfiles mixtos.

En el último año se han cerrado en Francia cuatro escuelas, siete lugares de culto, ocho centros culturales y 89 comercios por sus vínculos con movimientos radicales. Asimismo, se ha expulsado a 300 extranjeros en situación irregular fichados por radicalización, un archivo en el que a principios de este mes había 20.900 personas censadas en el país. Cinco prisiones, lugares particularmente sensibles, cuentan ya con «áreas de evaluación de la radicalización», que permiten un seguimiento por parte de equipos especializados a los detenidos, o bien emplazarlos a zonas «estancas», para evitar el «contagio» del extremismo.

Más información