«Claro que habrá traslados de presos de ETA, pero se harán con criterios de legalidad»

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. / Efe

Marlaska acusa al PP de «inyectar odio» a las víctimas con «falacias» sobre los acercamientos

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

«Claro que habrá traslados de presos de ETA pero se harán con criterios de legalidad». El ministro del Interior ha reiterado en el Congreso la intención del Gobierno de realizar acercamientos de reclusos de la banda terrorista, pero dejando claro que no serán movimientos masivos, sino en cumplimiento «estricto cumplimiento de la legalidad».

Cualquier acercamiento, ha dicho en la Comisión de Interior, pasará por el «tratamiento individualizado», en el que los internos «acepten la legalidad penitenciaria». La fórmula, ha explicado, será siempre la «progresión de grado» para su acercamiento, «incluso a centros del País Vasco y Navarra». Pero siempre que los presos cumplan con las «exigencia legales» para el tercer grado que fija el Código Penal. Osea, ha detallado, la petición del perdón, colaboración con la justicia y el pago de la responsabilidad civil.

«Los traslados no son beneficios penitenciarios», ha querido dejar claro el ministro, al explicar los acercamientos de los presos Olga San Martín y Javier Moreno a Vizcaya. En ese punto, Grande-Marlaska ha arremetido contra el PP, al que ha acusado de de «inyectar odio» a las víctimas con «falacias» sobre los acercamientos. «¿Cuántos traslados se han producido?», le ha preguntado a los diputados del PP, a los que ha recordado que esos dos presos ya se encontraban en tercer grado o se había propuesto su progresión con el anterior Ejecutivo.

« La ley no les obliga a trasladar presos al País Vasco. Es legal, pero no obligatorio. No era una prioridad», le ha replicado al ministro la diputada Mari Mar Blanco, que ha acusado a Grande-Marlaska de hacer un «pago a los nacionalistas» con los acercamientos.

El ministro ha desvelado que, a 22 de agosto, había 233 presos de ETA. De ellos, hay 205 hombres y 28 mujeres. La inmensa mayoría está en primer grado (203). Solo hay 28 en segundo grado y dos (los acercados a Vizcaya en agosto) en tercer grado, es decir, régimen abierto. Grande-Marlaska ha dejado entender que los aspirantes al acercamiento serían los 28 que están en segundo grado, una vez que se den las circunstancias para su progresión de grado.

Reacciones

«El PP fue el primero de usar la política antiterrorista en un arma arrojadiza. Y ahora está convirtiendo la política penitenciaria en otra arma arrojadiza, seguida de Ciudadanos», ha denunciado el diputado del PNV Mikel Legarda, quien le ha recordado al ministro que los acercamientos no son beneficios penitenciarios ni privilegios. «ETA ha desaparecido y no va volver», ha apuntado el nacionalista. «No estamos hablando de progresar en el grado ni de beneficios penitenciarios, estamos hablando de un derecho», ha abundado Legarda, reclamando el acercamiento de los presos.

En términos muy similares se ha expresado Marian Beitialarrangoitia, diputada de EH Bildu. «¿Para cuándo hechos que acompañen las declaraciones que se vienen realizando?», le ha preguntado al ministro, al tiempo que le ha recordado que los acercamientos no tienen nada que ver con el tratamiento penitenciario ni con el comportamiento individual de los reclusos, sino que solo es el cumplimiento de la ley.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos