Dos años de prisión para una madre de Oviedo por ocultar el paradero de su hijo

Dos años de prisión para una madre de Oviedo por ocultar el paradero de su hijo

La juez impone a la procesada la pena de inhabilitación especial para el ejercicio la patria potestad por tiempo de nueve años

EUROPA PRESSOviedo

El juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo ha condenado a dos años de prisión a la madre de Oviedo acusada de ocultar el paradero de su hijo. La magistrada María Paz González-Tascón entiende que la mujer ha cometido un delito de abandono de menores. Igualmente la juez impone a la procesada la pena de inhabilitación especial para el ejercicio la patria potestad por tiempo de nueve años.

El fallo refleja que si la argumentación de la acusada es que el menor está con su padre biológico, «es a ella a quien compete acreditar la realidad que la misma invoca para justificar cumplidos los deberes de guarda, custodia y protección del menor que como titular son exigibles a ella».

Incide en que la acusada en ningún momento ha dado explicación cierta del paradero del menor ni de la evolución del mismo en orden a su atención y a su cuidado.

La magistrada sostiene en la sentencia que el menor, que ahora tendría ocho años, no ha recibido asistencia sanitaria en el centro de Salud de Pumarín, asignado al menor desde su nacimiento, ni asistencia ni seguimiento de calendario de vacunaciones. Además destaca que tampoco consta que haya sido escolarizado en ningún centro de enseñanza del Principado de Asturias.

Los hechos

La procesada dio a luz el 3 de diciembre de 2009 en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) a un niño, sobre el que asumió la guarda y custodia. Se desconoce la filiación paterna. El niño fue inscrito en el Registro Civil de Oviedo.

A raíz de la instrucción de otras diligencias penales, seguidas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo contra la acusada por abandono de menores, referido a tres hijas de la acusada -ya hay condena por este procedimiento-, se le preguntó por el paradero del niño, negándose a manifestar dónde se encontraba y alegando únicamente que se hallaba en Portugal con su padre.

Tras las correspondientes gestiones realizadas por la Brigada de Policía Judicial (SAF), tanto en España como en Portugal, se continúa en la actualidad sin tener conocimiento del paradero del menor, al que no consta que se le haya expedido DNI o pasaporte.

Por otro lado, el Centro de Cooperación Policial Aduanero (CCPA) ha confirmado que el niño no es residente legal de Portugal, y que no constan datos sobre el mismo. Tampoco figura escolarizado en ningún centro escolar del Principado de Asturias.

 

Fotos

Vídeos