La Audiencia procesa a la excúpula policial catalana

Josep Lluis Trapero./Víctor Lerena (Efe)
Josep Lluis Trapero. / Víctor Lerena (Efe)

La Sala Penal respalda a la juez Lamela y acusa a Trapero, Soler y Puig de sedición y organización criminal por sumar a los Mossos al plan rupturista

EUROPA PRESSMadrid

Un día después de que el Tribunal Supremo confirmara el procesamiento de la cúpula del 'procés' catalán, el paso previo al auto de apertura de juicio oral, la Audiencia Nacional hizo lo propio ayer con el mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero, el exdirector del Cuerpo Pere Soler y el ex secretario general de Interior de la Generalitat César Puig. La Sala Penal les acusa de los delitos de pertenencia a organización criminal y sedición por haber consentido la celebración del referéndum y no haber frenado el asedio de una muchedumbre a la Consejería de Economía el 20 y 21 de septiembre en Barcelona. Por este hecho también ha sido procesada por sedición la intendente de los Mossos Teresa Laplana.

En sendos autos, los magistrados de la Sección Segunda desestimaron los recursos de los procesados por la juez Carmen Lamela, con lo que ahora será el turno de las partes para presentar sus escritos de acusación y defensa. Sobre Trapero, concluyeron que la investigación ha demostrado «sin duda la cooperación en ese eslabón del plan secesionista». Destaca que el 1-O incumplieron el mandato del Tribunal Superior de Cataluña de impedir el referéndum, simulando «un dispositivo engañoso con designio no sólo de permitir la celebración de la ilícita consulta, sino de socavar la actuación que (...) desarrollasen los otros cuerpos de seguridad del Estado».

En cuanto al asedio a la Consejería cuando estaba siendo registrada por orden judicial, creen que es «evidente que las tibias medidas de seguridad y apoyo a la comisión judicial formalmente prestadas enmascaraban una absoluta condescendencia con los hechos».

En el auto relativo a Puig, la sala considera que como segunda autoridad de Interior tomó parte en el plan secesionista, el 1 de octubre. Y respecto a Soler, justifica que ocupaba un puesto tan relevante que «no cabe descartar sus posibilidades de control» sobre la actuación de los mossos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos