El Congreso investigará la operación de Villarejo para robar papeles a Bárcenas

El excomisario José Manuel Villarejo./LA SEXTA
El excomisario José Manuel Villarejo. / LA SEXTA

La comisión sobre la 'caja B' llama a declarar a Cosidó, a Fernández Díaz y al chófer del extesorero para indagar sobre el uso de fondos reservados

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

El Congreso ha decidido entrar de lleno en las actividades del comisario José Manuel Villarejo, sus grabaciones y sus operaciones para supuestamente entorpecer la investigación del 'caso Gürtel'. La comisión que investiga la supuesta financiación irregular del PP acordó este jueves citar al exdirector de la Policía Ignacio Cosidó y al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz para aclarar si durante sus mandatos se usaron fondos reservados para pagar a Sergio Ríos, el chófer de Luis Bárcenas, para que robara a su jefe documentos comprometedores sobre la 'caja B' del PP.

Tanto Cosidó (director del Cuerpo Nacional de Policía entre enero de 2012 y noviembre de 2016) como Fernández (titular de Interior entre diciembre de 2011 y noviembre de 2016) ya comparecieron en otra comisión de investigación del Congreso, la relativa a la existencia de una 'policía patriótica' bajo su mandato, dedicada a espiar a rivales políticos. En aquel foro el nombre de Villarejo también apareció en multitud de ocasiones, aunque finalmente el PSOE y el PP unieron sus fuerzas para evitar que declarara en esa comisión, temerosos de sus posibles revelaciones y después de que excomisario avisara de que iba a tirar de la manta si finalmente era citado.

Ahora, según han informado fuentes parlamentarias, la comisión sobre la supuesta caja B del PP quiere llegar al fondo de la denominada 'operación Kitchen', desvelada a raíz de varios documentos y audios filtrados en las últimas semanas, según los cuales el propio Villarejo habría dirigido este operativo para hacer desaparecer papeles comprometedores sobre Javier Arenas, Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal o el propio Mariano Rajoy que estaban en poder del extesorero, ya entonces imputado. Por esos trabajos, el chofer de Bárcenas, que también será llamado a declarar y que habría entregado multitud de papeles al excomisario en verano de 2013, habría recibido 48.000 euros durante dos años de manos del propio Villarejo.

Sin el excomisario

No obstante, como ya ocurrió en la comisión sobre la 'policía patriótica', tampoco los diputados se plantean, al menos por el momento, llamar a declarar a Villarejo para aclarar esta trama de la que él mismo es el eje central. Alegan que es dar voz a un presunto delincuente que está en la cárcel, pero esta misma semana declaró en esa misma comisión Jaume Matas, desde la prisión de Aranjuez, cumpliendo sentencia firme por corrupción.

Sea como fuere, la Mesa y los portavoces de la comisión de investigación sobre las cuentas del PP acordaron citar a Fernández Díaz y Cosidó el próximo 11 de diciembre, mientras el día 18 se convocará al chófer.

También para el día 18 los diputados acordaron llamar al empresario Ignacio López del Hierro, marido de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal. Su citación se produce también por las grabaciones de Villarejo, pero en este caso por las reuniones que López del Hierro mantuvo con el excomisario (una de ella en la sede de Génova en presencia de la propia Cospedal) en verano de 2009.

En aquellos encuentros, que a la postre provocaron la dimisión de Cospedal, el empresario encargó al exmando policial investigaciones sobre Arenas o el hermano de Alfredo Pérez Rubalcaba a fin de también, supuestamente, entorpecer la investigación del 'caso Gürtel' que entonces daba sus primeros pasos. En uno de esos encuentros, el propio Villarejo reconoció que intentó sustraer un pendrive clave para este caso.

La investigación sobre el papel del excomisario para tratar de zancadillear la investigación sobre la supuesta 'caja B' del PP no se va a limitar solo al Congreso. El juez de la pieza 'Papeles de Bárcenas', José de la Mata, ya ha reclamado a Interior los documentos que obren en su poder sobre esa 'operación Kitchen'.

Por su parte, según han confirmado diversas fuentes judiciales, el instructor del 'caso Tándem', Diego de Egea, tiene previsto pedir autorización al Consejo de Ministros para que varios de los imputados puedan revelar secretos oficiales en su declaración. Uno de los colaboradores más estrechos de Villarejo, Enrique García Castaño, 'El Gordo', se ha mostrado dispuesto a dar detalles sobre esta 'operación Kitchen' si se le dispensa de la obligación de no revelar los secretos oficiales.

 

Fotos

Vídeos