El nuevo partido de Puigdemont nace apelando a desobedecer para llegar a la secesión

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, canta el himno catalán «Els Segadors» después de declarar la independencia de Cataluña el 27 de octubre de 2017./AFP
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, canta el himno catalán «Els Segadors» después de declarar la independencia de Cataluña el 27 de octubre de 2017. / AFP

La Crida Nacional de Puigdemont registra 10.000 'fundadores' y 51.000 adheridos | Todos ellos podrán participar en el proceso de enmiendas a las ponencias que se celebrará próximamente

CRISTIAN REINOBarcelona

 La Crida Nacional per la República, la nueva organización independentista que promueven Jordi Sànchez, Carles Puigdemont y Quim Torra, celebrará su congreso constituyente el próximo 19 de enero. Esta organización política celebró este sábado su convención fundacional en Manresa (Barcelona), muy cerca de Lledoners, donde están presos los líderes del proceso secesionista. Asistieron unas 6.000 personas, que profirieron gritos a favor de la «libertad», la «independencia», «fuera el Borbón» y «ni un paso atrás».

La Crida nace como un movimiento político y ciudadano para conseguir la independencia. Surge como un partido y sitúa a Puigdemont como «presidente impulsor». «No somos una suma de siglas, sino de personas», según su eslogan de lanzamiento. En realidad, es una manera de reconocer, de momento, que no han conseguido lo que se propusieron al principio, que era formar una plataforma que aglutinara a todo el secesionismo, como una especie de SNP en Escocia. Ni Esquerra se ha sentido interpelada, ni la CUP, ni siquiera el PDeCAT, que mira con recelo a Puigdemont, que quiso lanzar una OPA hostil al partido y una parte de éste se le ha vuelto en contra.

En el acto de este sábado en Manresa, solo estuvieron presentes Míriam Nogueras, Josep Lluís Cleries y Ramon Tremosa. Es decir, los dirigentes del PDeCAT que son el sector que apoya a Puigdemont. El presidente, David Bonvehí, o el portavoz en Madrid, Carles Campuzano, no acudieron. Hasta el 19 de enero, aún tienen tiempo de negociar la integración de la formación nacionalista, que corre el riesgo de sufrir una escisión si al final no llegan a un acuerdo.

La Crida, que parte con 10.000 socios fundacionales, apeló este sábado a la unidad para hacer efectiva de la república. Sus dirigentes se presentan como los más auténticos en el independentismo, como los únicos que saben cómo hacer efectiva la república.

Esta organización, como movimiento transversal del independentismo, permitirá la doble militancia a sus asociados, es decir, que puedan militar en esta organización política y simultáneamente en otras. Y llama además a la desobediencia civil y no violenta para hacer efectiva la república.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos