Detenidos 21 grafiteros por causar daños cercanos al millón de euros en vagones de tren

Uno de los detenidos en la operación contra los grafiteros en Guardalajara, con varios botes de pintura./Policía Nacional
Uno de los detenidos en la operación contra los grafiteros en Guardalajara, con varios botes de pintura. / Policía Nacional

Los arrestados actuaban de forma organizada y violenta con los vigilantes y fuerzas de seguridad

J.V. MUÑOZ-LACUNAGuadalajara

La Policía Nacional ha detenido a 21 grafiteros por haber provocado daños valorados en cerca de millón de euros en vagones de trenes de cercanías de Madrid y Guadalajara. Según la Policía, se trata de los grafiteros «más activos» del centro de España que se empleaban con extrema violencia ante la presencia de las fuerzas de seguridad o de los vigilantes privados contratados por Renfe.

Los 21 detenidos son de nacionalidad española, sus edades oscilan entre 17 y 35 años y 13 de ellos cuentan con antecedentes policiales por hechos similares. Las investigaciones que han desembocado en su identificación y detención se iniciaron el verano pasado a raíz de continuos ataques a trenes en la estación de Guadalajara.

Los grafiteros, que actuaban de forma organizada, solían aprovechar el momento en el que los trenes realizaban una parada en las estaciones para realizar las pintadas. En otras ocasiones, viajaban en el interior de los vagones y accionaban el freno de emergencia provocando una parada brusca y violenta del tren entre las estaciones y generando la alarma entre los demás pasajeros.

Fuera de España

Los ahora detenidos organizaban «quedadas» en las redes sociales para realizar pintadas grupales con los rostros ocultos y grabarlas con teléfonos móviles para después compartirlas en las redes sociales y convertirse en referencia imitable para otros grafiteros. Según la Policía, el grupo, al que se atribuyen las pintadas masivas realizadas el fin de semana de Halloween de 2018 en el Metro de Madrid, había llegado a viajar al extranjero para extender sus actos vandálicos fuera de España.

En la operación, los agentes han intervenido botes de pintura en spray, bates de béisbol, teléfonos móviles que contenían sus «hazañas» y otros útiles necesarios para llevar a cabo las pintadas. A los detenidos se les acusa de varios delitos de daños, desórdenes públicos y pertenencia a banda criminal.