El exdirector de los Mossos admite que hizo «revisar» las actas del 1-O

César Puig y Pere Soler, en una imagen de archivo./Efe
César Puig y Pere Soler, en una imagen de archivo. / Efe

La juez Lamela deja en libertad con cargos a Pere Soler y César Puig -segundo de Joaquim Forn en Interior-, y les prohíbe salir de España

AGENCIASMadrid

La juez Carmen Lamela ha rechazado también imponer una fianza de 100.000 euros al exsecretario de Interior César Puig -segundo del exconseller Joaquim Forn- y, al igual que ha hecho con el exdirector de los Mossos Pere Soler -exjefe de Josep Lluis Trapero-, le ha dejado en libertad con medidas cautelares.

La Fiscalía había pedido dejar en libertad bajo fianza a Puig, tal y como había solicitado para Soler, al entender que existe riesgo de fuga y de reiteración delictiva ante la existencia de nuevos fugados, como la portavoz de la CUP, Anna Gabriel, y la iniciativa de investir como presidente de la Generalitat a un preso, en alusión a Jordi Sànchez, y a un huido, Carles Puigdemont, buscando así perpetuar el "procés".

Pese a estos argumentos, la juez -que investiga a los dos por la inacción de los Mossos el 1-O- les ha impuesto como medidas cautelares la prohibición de salir de España y comparecencias quincenales, en sintonía con la que ya tenía Trapero, para quien la Fiscalía pidió el pasado 14 de febrero una fianza de 50.000 euros, que también rechazó Lamela.

En su declaración, Soler ha asumido ante la juez la iniciativa de manipular las actas que redactaron los mossos desplegados el 1-O, según fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio, aunque ha explicado que él no se dedicaba a dirigir los operativos policiales de los mossos. Un argumento que también ha esgrimido Puig, quien ha señalado que su cargo, ex secretario general de Interior, se limitaba a cuestiones presupuestarias y técnicas y que, por tanto, carecía de mando para dar instrucciones de tipo operativo a los mossos.

Más información

El primero en acudir a su cita con la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha sido Puig, a las 8.40 horas y acompañado de su abogado Jaume Alonso Cuevillas, uno de los letrados en España del expresidente catalán Carles Puigdemont. A las 8.48 llegaba Soler, también acompañado por su abogado, del despacho de Cristobal Martell, y al igual que Puig ha rehusado hacer declaraciones a los periodistas que esperaban a la entrada.

La juez ha citado a ambos en la causa en la que investiga por delitos de sedición al mayor Josep Lluis Trapero, quien compareció por tercera vez el 14 de febrero ante la magistrada, que ese día rechazó ponerle la fianza de 50.000 euros que reclamó para él la Fiscalía, por lo que quedó con las mismas medidas cautelares que ya tenía -entre ellas, la retirada del pasaporte y la prohibición de salir de España-.

Forn se descarta como candidato del PDeCAT en Barcelona

El exconseller y exconcejal en Barcelona Joaquim Forn se ha descartado para ser el candidato del PDeCAT en las elecciones municipales en 2019: "Pero pienso ayudar como el que más a ganarlas". Lo ha hecho en una carta manuscrita desde la prisión de Estremera recogida por Europa Press, que ha dirigido a sus compañeros de filas y que ha difundido en las redes sociales.

Forn explica que muchas personas le han pedido que se presente a las primarias para ser el líder del partido en Barcelona y compita con Neus Munté y Carles Agustí, que ya han presentado candidatura -el plazo para hacerlo finaliza este viernes-. "Me habría hecho ilusión hacerlo", explica Forn, que añade que ahora debe centrar todos sus esfuerzos en salir de la cárcel y preparar su defensa jurídica.

Pero avisa de que "eso no quiere decir" que se desentienda del proceso y detalla que sigue de cerca y con mucho interés la actualidad municipal. Aprovecha el escrito para pedir generosidad e inteligencia a sus compañeros de partido: "Tenemos que ser capaces de configurar una candidatura que aglutine la mayoría soberanista que hay en Barcelona".

La juez ha emplazado a estos dos nuevos investigados a las nueve de la mañana a petición de la Fiscalía, que pidió hace unas semanas ampliar la investigación por la inactividad de los Mossos el 1-0 a estos dos exaltos cargos. El teniente fiscal Miguel Ángel Carballo solicitó llamar a Soler y Puig -este último segundo del exconseller Joaquim Forn que se encuentra en prisión junto a Oriol Junqueras y los "Jordis"- por su "decisiva actuación en los hechos objeto del procedimiento", que hasta el momento se había ceñido al asedio a la Guardia Civil el 20 de septiembre y ahora se extiende ya al 1-O .

Instrucciones de los jefes de los Mossos

El fiscal cree que la inacción de los Mossos "siguió la pauta anunciada previa y públicamente por los responsables políticos Joaquim Forn, Pere Soler Campins, director de los Mossos, y en la medida correspondiente César Puig", contando con el apoyo de Trapero. "No consta que ninguno de ellos llevase a cabo actuación alguna para evitar el referéndum, sino más bien al contrario", asegura Carballo en su escrito de 30 folios en el que apunta a la inexistencia de "un verdadero dispositivo orientado a impedir la celebración del referéndum".

Sostiene que hubo "una actuación policial coordinada y sujeta a previas instrucciones de los Jefes de Mossos d' Esquadra y por ende de los responsables de la Consejería de Interior de la Generalitat, en última instancia responsable de la convocatoria del referéndum ilegal, como el Director de los Mossos y el Secretario de Interior".

Siendo de "especial relevancia el papel desempeñado por los Mossos d'Esquadra", ya que "su capacidad investigadora e 'intimidatoria' al servicio de la organización y de los fines independentistas era, y fue, imprescindible para proteger las acciones dirigidas a la celebración del referéndum".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos