Los Mossos investigaron las transferencias que uno de los abatidos en Cambrils realizaba mensualmente a Alemania

Agentes de la policía científica de los Mossos d'Esquadra. /Efe
Agentes de la policía científica de los Mossos d'Esquadra. / Efe

«Soy joven, pero tengo negocios en Alemania», respondió Hichamy ante las preguntas del banco, que indagó si era blanqueo

EUROPA PRESSMadrid

Los Mossos d'Esquadra investigaron las transferencias de entre 500 y 1.000 euros que Mohamed Hichamy -uno de los terroristas del 17-A abatidos en Cambrils (Tarragona)- realizaba mensualmente a una cuenta alemana cuyo titular era una persona de nombre árabe entre 2009 y 2014. El juez pidió a la entidad información sobre estas transferencias a finales del pasado mes de octubre.

Así consta en el sumario de la causa de la Audiencia Nacional en la que el magistrado Fernando Andreu investiga los hechos, a la que ha tenido acceso a Europa Press. Las diligencias parten de la declaración realizada a la policía autonómica por una trabajadora de Catalunya Caixa (actualmente integrada en BBVA) un día después de los ataques de Las Ramblas y Cambrils.

La mujer, tras conocer por los medios de comunicación se identificaba a Hichamy como uno de los miembros de la 'célula' terrorista acudió a los Mossos para señalar que en periodo que va desde noviembre de 209 a noviembre de 2014 había trabajado en la ofician de la entonces Catalunya Caixa en Ripoll, donde el joven era cliente suyo.

Manifestó que solía hacer ingresos regulares, como mínimo una vez al mes, a una cuenta de Alemania por un importe de entre 500 y 1.000 euros. Aunque no recordaba si el destinatario era hombre mujer, ni tampoco su nombre, la empleada dijo que en todo caso se trataba de un titular con nombre árabe, que era siempre el mismo y que Hichamy traía los resguardos de ingresos anteriores para copiar los datos.

Se investigó si era blanqueo

Al parecerle la operativa poco habitual, la empleada preguntó a Hichamy el motivo de estos movimientos, a lo que éste respondió: «Soy joven, pero tengo negocios en Alemania». Todo ello le siguió pareciendo extraño, por lo que la bancaria se lo comunicó a sus superiores y desde la oficina se encargó un estudio a su departamento de blanqueo de capitales del que «no resultó nada relevante», según la testigo.

Hichamy canceló la cuenta tras la fusión de Catalunya Caixa con BBVA manifestando que no le gustaba la forma en la que trabajaba el banco desde ese momento, en el verano de 2014.

En su requerimiento, realizado a finales del mes de octubre, el juez Andreu se dirigió al departamento de prevención de blanqueo del BBVA para que facilitara detalle de todas las transferencias realizadas por Hichamy y datos del beneficiario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos