Los 60 ocupantes del 'Open Arms' llegan a Barcelona entre cánticos

El 'Open Arms' llega a Barcelona. / Albert Gea (Reuters) | Atlas

Ninguno de ellos ha sido hospitalizado | Los migrantes, rescatados a 33 millas de la costa de Libia, han permanecido cuatro días de travesía por el Mediterráneo

CRISTIAN REINOBarcelona

Después de cuatro días de travesía, el barco de la ONG española 'Open Arms' ha llegado esta mañana al puerto de Barcelona, con los 60 migrantes que rescató el sábado pasado a 33 millas de la costa de Libia, de donde trataban de huir hacia Europa en busca de una vida mejor. Son 50 hombres, cinco mujeres y cinco menores, tres de ellos no acompañados. Ninguno de ellos ha debido ser hospitalizado.

El coordinador de la Cruz Roja en Cataluña, Enric Morist, ha señalado que «no hay nada preocupante» ni ningún ingreso hospitalario, que no había mujeres embarazadas y ha aclarado que los menores no acompañados que han llegado son tres. «Vienen muy cansados, desorientados y preocupados», ha asegurado y ha informado de que de los tres menores no acompañados ya se está encargando la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), pues han sido los que se han desplazado con mayor celeridad.

Los hombres serán alojados en la residencia para deportistas Joaquín Blume, de la Secretaría catalana del deporte de la Generalitat. En el caso de las mujeres, serán trasladadas a centros de Barcelona y Manresa, que desde el Ayuntamiento de la capital catalana han evitado dar más detalles; mientras que los menores que viajaban solos están bajo tutela de la Dirección General de Atención a la Infancia de la Generalitat. Hay tres mujeres que están embarazadas, que serán ingresadas en un hospital para que se les realice una exploración.

En cuanto el barco atraque en el Puerto de Barcelona, hacia las 11 de la mañana, se activará un operativo similar al que se desplegó hace quince días en Valencia con motivo del rescate del 'Aquarius', con 630 personas a bordo, dirigido por la Cruz Roja, que consistía en una primera asistencia sanitaria de urgencia, aunque el estado de salud en general de todos ellos es correcto; atención social, acompañamiento emocional, asesoría jurídica y posterior traslado a los centros habilitados para la acogida. También les esperaba un equipo de traductores, ya que son de catorce nacionalidades distintas: ocho palestinos, ocho de Sudán del Sur, tres de Mali, cinco sirios, uno de Burkina Faso, otro de Costa de Marfil, cuatro eritreos, ocho egipcios, tres de República Centroafricana, dos de Camerún, dos etíopes, seis libios, ocho de Bangladesh y un guineano.

El barco del 'Open Arms' ha buscado el amarre en Barcelona, después de que Italia y Malta negaran el acceso a sus puertos de barcos de organizaciones humanitarias. Como con el 'Aquarius', el Gobierno español autorizó la llegada a un puerto español, en este caso el de la capital catalana, después de la petición de la alcaldesa de Barcelona. Fuentes de la ONG Open Arms han señalado que ninguno de ellos requiere asistencia médica extraordinaria, que están «contentos» por llegar a un puerto que se compromete a acogerlos, pero «nerviosos» por la incertidumbre sobre su futuro vital.

El Gobierno ha concedido un permiso provisional humanitario de estancia legal en España de 45 días, como hizo con los inmigrantes que desembarcaron del 'Aquarius' en Valencia. Este permiso provisional evitará a los inmigrantes ingresar en el CIE y les permitirá iniciar los trámites para pedir asilo o decidir si quieren proseguir su viaje, ya que algunos tienen familiares en Alemania y otros países europeos. Para todos ellos, hoy empieza una nueva vida, tras meses de intentar huir de sus lugares de origen.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos