Rivera se ofrece como llave para el desbloqueo tras el 10-N

Albert Rivera brinda con unos jóvenes. /Efe
Albert Rivera brinda con unos jóvenes. / Efe

El líder de Ciudadanos anuncia medidas fiscales para los autónomos y las empresas de la España Vacía

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Treinta y dos días. Es el tiempo que Albert Rivera tiene para dar la vuelta a las encuestas que vaticinan una imparable caída electoral de Ciudadanos que le haría, incluso, perder la mitad de su representación en el Congreso. Para contener la fuga de votos, el dirigente liberal se ha visto obligado a corregir el rumbo y levantar el veto a Pedro Sánchez y al PSOE. Un giro de 180 grados que de momento se ha llevado más críticas que alabanzas pero que Rivera prefiere ignorar. «Soy un hombre de acción y de buscar soluciones», remarcó este martes durante un acto de precampaña en Guadalajara.

Si no hace mucho el catalán se negaba a verse con el presidente en funciones para hablar de la investidura y tildaba de «banda» a sus socios, ahora Rivera promete ser la llave para desbloquear la situación. «El primer problema que tiene España es el bloqueo político y el egoísmo. Es momento de generosidad y de ponerse en marcha», aseveró.

En la cúpula naranja asumen ya que el socialista pueda repetir como inquilino de la Moncloa y que Ciudadanos y PP podrían atar el devenir del futuro Ejecutivo con una hoja de ruta marcada de antemano, con reformas concretas a acometer.Entre ellas, la necesidad de sellar el pacto de Estado contra la despoblación que reclaman desde la España vacía. «Es hora de hablar menos de Torra, de Franco y del aborto y de hablar más de la despoblación, los servicios públicos, las pensiones o la Sanidad», insistió Rivera, acompañado de María Ángeles Rosado, la agricultora que fichó para las elecciones de abril y que repite como cabeza de lista por Guadalajara.

Fue en esta provincia donde los liberales estuvieron a punto de perder su diputado en favor de Vox. Apenas 3.000 papeletas separaron a ambas formaciones. Los de Santiago Abascal confían en lograr ahora el escaño y el propio líder de Vox acudirá este viernes a Guadalajara para apoyar a su candidato Ángel López Maraver.

Consciente de la importancia del voto rural, Rivera anunció un paquete de medidas fiscales para favorecer a los emprendedores que apuesten por abrir negocios en los pueblos, que pagarán un 60% menos de impuesto de sociedades. También anunció bonificaciones del 40% de la cuota de la Segurida Social para los autónomos y trabajadores con contrato fijo o que la tarifa prometida el 28-A a las mujeres rurales se extienda a los jóvenes menores de 30 años durante tres años.