Susana Díaz no da valor a las negociaciones de Iglesias con los independentistas

Susana Díaz y Pedro Sánchez, tras la proclamación de la presidenta andaluza como candidata socialista a las eleccionesdel 2-D. /Efe
Susana Díaz y Pedro Sánchez, tras la proclamación de la presidenta andaluza como candidata socialista a las eleccionesdel 2-D. / Efe

La presidenta andaluza asegura estar «tranquila» porque sabe que el líder de Podemos no está autorizado para hablar en nombre del Gobierno

COLPISA

Pablo Iglesias se entrevista con los independentistas por cuenta propia, no en nombre del Gobierno, y por ello no hay que darle trascendencia a las conversaciones al secretario general de Podemos con líderes catalanes como el preso Oriol Junqueras (ERC). Así lo ha asegurado al menos este martes la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien ha dicho estar convencida de que Iglesias negocia en nombre de «sí mismo», con lo que el valor de sus negociaciones «es ninguno».

Díaz ha recordado en Onda Cero que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya ha manifestado con claridad que el Ejecutivo «negocia por sí mismo y que nadie ajeno al Ejecutivo está autorizado para hablar en su nombre.

A juicio de la candidata socialista en las elecciones andaluzas del próximo 2 de diciembre, Iglesias está «sobreactuando porque quiere aparentar más de lo que realmente es su capacidad de decisión en estos momentos«. Y ha añadido Díaz que él tiene el «pecado original» de querer bloquear en su momento el acuerdo que suscribieron PSOE y Ciudadanos (Cs) y forzar de esa manera una repetición de elecciones.

Díaz denuncia que durante toda la pasada legislatura Iglesias ha estado mostrando lo «poco útil» que ha sido «el voto que le dieron los ciudadanos en las urnas», y ahora está «en esta escalada de sobreactuación y de impostura para querer aparentar que tiene más capacidad de decisión e interlocución o más poder del que realmente tiene».

«Es un socio parlamentario exclusivamente, y no es miembro del Consejo de Ministros ni del Gobierno de España», ha enfatizado Díaz, para quien el hecho de que Iglesias no negocie con los independentistas en nombre del Gobierno es un «elemento de calma para todo el mundo». «Estoy convencida de que el Gobierno no va a entrar en ese tipo de negociaciones y eso es lo que me da tranquilidad», insistió.

Al preguntarle si considera que el Gobierno va a negociar con ERC los Presupuestos Generales del Estado para 2019, Díaz ha reconocido que lo desconoce pero sí sabe que «no va a condicionar decisiones judiciales, que no va a mezclar el poder ejecutivo y el judicial, y que no va a poner nunca en cuestión el estado de derecho, la Constitución, la unidad de este país o el respeto a la legalidad».

Díaz ha incidido en el mensaje de que le gustaría que las fuerzas políticas que se envuelven en banderas de España defendiendo la Constitución y la unidad de nuestro país, en referencia a PP y Ciudadanos (Cs), tuvieran «un poquito de generosidad, apoyasen unos PGE que por primera vez tienen oxígeno para las personas« y dejaran sus »cuitas electorales para cuando llegara la campaña electoral«. »Deberíamos empezar a exigirnos todos que cuando llegan momentos como el actual, tuviéramos el interés de España por encima de nuestro propio interés».

Díaz acusa al PP de hacer una «campaña tóxica» en Andalucía

La presidenta andaluza y candidata a la reelección, Susana Díaz, ha acusado este martes al líder del PP, Pablo Casado, y a su partido de hacer una «campaña tóxica» en Andalucía, lo que ha achacado a que «dan por hecho» que el PSOE volverá a ganar las elecciones del 2 de diciembre.

La dirigente socialista se ha referido de esta forma a los «constantes ataques» a Andalucía del PP y ha dicho que entendería, aunque no comparta, las críticas a ella y a su gestión.

«Cuando dicen que Andalucía es una anomalía, no me critican a mí, critican a los ciudadanos que deciden libremente con su voto; y cuando hablan de la educación insultan a los niños. Tenemos problemas en educación que estamos resolviendo, pero son en Secundaria», ha enfatizado Díaz.

La candidata socialista se ha comprometido a que si no tiene capacidad para formar gobierno tras las elecciones autonómicas no va a «castigar a los ciudadanos», en referencia a la posibilidad de bloquear la formación de otro ejecutivo en Andalucía.

Frente a esta posición, ha denunciado que lo que están diciendo el PP y Ciudadanos es que «no van a respetar» el voto de los andaluces si apoyan mayoritariamente al PSOE y que van a «bloquear» las instituciones si no pueden presentar alternativa, lo que ha tildado de «falta de respeto» a la ciudadanía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos