El punto del descarrilamiento ya registró accidentes en 2009 y 2011

Quim Torra, en el lugar del accidente del tren de cercanías./EFE
Quim Torra, en el lugar del accidente del tren de cercanías. / EFE

Fomento anuncia que abre una investigación sobre el accidente y la Generalitat cree que «la tragedia podría haber sido mucho mayor»

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, el consejero de Interior, Miquel Buch, y el de Política Territorial, Damià Calvet, se han desplazado al punto del accidente donde esta mañana un tren de Cercanías de Renfe ha descarrilado causando la muerte de una persona y ha dejado heridas a otras 44. Según el consejero de Interior, «la tragedia podía haber sido mucho mayor».

Un desprendimiento de piedras, provocado con toda probabilidad por las fuertes lluvias caídas estos días, ha sido la causa del fatal accidente. Todo apunta a que el maquinista del tren de la línea R4 Manresa-Sant Vicenç de Calders entre Vacarisses y Vacarisses Torreblanca se ha encontrado de imprevisto el bloque de piedras sobre las vías y no ha podido frenar. Eran las 6:15 horas, y según el consejero de Política Territorial, era el primer tren de la mañana. «La red (que protege el talud) se ha partido en su parte inferior y el tren se ha encontrado piedras en la vía y eso ha provocado el descarrilamiento», ha afirmado Calvet en el lugar del accidente.

La Generalitat ha recordado que en ese mismo punto ya se produjeron accidentes de tren en los años 2009 y 2011, provocando heridos leves, si bien en 2015 y 2017 ya se habían hecho intervenciones «correctas» en la infraestructura, ha puntualizado. La Generalitat ha apuntado en un primer momento contra ADIF, al que ha señalado que es el «responsable del mantenimiento». «Este está siendo un año con muchos desprendimientos en carreteras y líneas férreas catalanas por lo que el mantenimiento ha de ser permanente», ha señalado Calvet.

El titular de Territorio ha asegurado también que la línea accidentada está afectada por puntos de limitación de velocidad, pero a su juicio, «lo que hay que hacer es actuar sobre las causas de estas limitaciones». Según el conseller, en esta línea se habían producido últimamente otros desprendimientos y movimientos de tierra. Calvet ha afirmado además que los trabajos sobre la zona accidentada durarán días.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, por su parte, ha anunciado la apertura de una investigación de las causas. El ministro de Fomento ha dicho en la Ser que como consecuencia de las lluvias la red no ha aguantado el desprendimiento de piedras. Eso sí, ha evitado señalar si la caída de las piedras se ha producido «antes o mientras pasaba» el tren. Desde el sindicato de maquinistas han apuntado que con toda seguridad, y viendo las fotos de cómo ha quedado el tren, el desprendimiento ha sido previo al paso del convoy.

 

Fotos

Vídeos