Estos son los bienes y las rentas que declaran los parlamentarios burgaleses

En la fila de arriba, de izquierda a derecha, los diputados Esther Peña (PSOE), Agustín Zamarrón (PSOE), Esther Peña (PP) y Aurora Nacarino-Bravo (Ciudadanos). En la fila de abajo, de izquierda a derecha, los senadores Javier Lacalle (PP), Ander Gil (PSOE), María del Mar Arnaiz (PSOE) y Salvador Sierra (PSOE)./BC
En la fila de arriba, de izquierda a derecha, los diputados Esther Peña (PSOE), Agustín Zamarrón (PSOE), Esther Peña (PP) y Aurora Nacarino-Bravo (Ciudadanos). En la fila de abajo, de izquierda a derecha, los senadores Javier Lacalle (PP), Ander Gil (PSOE), María del Mar Arnaiz (PSOE) y Salvador Sierra (PSOE). / BC

Las páginas web de las dos cámaras de las Cortes Generales publican la situación económica de los senadores y diputados electos por la circunscripción de Burgos, salvo de Aurora Nacarino-Brabo

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Las páginas web del Congreso de los Diputados y del Senado han hecho públicas las declaraciones de bienes y rentas de los parlamentarios que representarán a los españoles en la decimotercera legislatura de las Cortes Generales. Lo hacen en cumplimiento de la normativa vigente, que obliga a los diputados y senadores a sacar a la luz sus sueldos, dietas, acciones, posesiones, ahorros y, si tuvieran, sus deudas.

A tenor de lo que aparece en Internet, siete de los ocho parlamentarios elegidos por la circunscripción de Burgos ya han cumplido con este trámite, los cuatro de la Cámara Alta (Ander Gil, Salvador Sierra, María del Mar Arnaiz y Javier Lacalle) y tres de la Cámara Baja (Esther Peña, Sandra Moneo y Agustín Zamarrón). Únicamente la diputada de Ciudadanos Aurora Nacarino-Bravo no ha cumplido con este trámite o, si lo ha hecho, no aparece publicado en la red.

El representante que más cantidad abonó en concepto de Impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) fue el senador socialista Ander Gil, que en 2018 desembolsó 36.870,81 euros por este concepto. El del Valle de Mena, que fue portavoz del Grupo Parlamentario Socialista del Senado desde junio de 2017 a mayo de 2019, declara que posee el 50% de una vivienda unifamiliar en Burgos, 28.000 euros procedentes de intereses o rendimientos financieros y 56.215,59 euros en depósitos en cuatro cuentas diferentes.

En segunda posición se sitúa la diputada 'popular' Sandra Moneo, que pagó el año pasado 22.606,05 euros de IRPF. La de Miranda de Ebro, que lleva siete legislaturas en la Carrera de San Jerónimo, percibió 18.781,20 euros en concepto de seminarios, conferencias y otros gastos de representación, obtuvo 9,77 euros de intereses bancarios y activos financieros y posee con 6.642,09 euros en cuestas corrientes o de ahorro. Entre sus posesiones figuran la mitad de una vivienda con plaza de garaje en Madrid y el 50% de un Peugeot 5008, y entre sus deudas, tres préstamos: uno personal (del que debe devolver aún 28.763,40 euros) y dos compartidos al 50% y al 33,3%, cuyos saldos pendientes en su totalidad ascienden a 102.593,65 euros y 44.117,06 euros, respectivamente.

Lacalle, Peña y Zamarrón

Por su parte, el alcalde en funciones de Burgos, Javier Lacalle, abonó por IRPF 21.162 euros. El senador del PP percibió 78.824 euros por sus funciones como primer edil de la ciudad del Arlanzón y por la asistencia al consejo de Patrimonio Nacional. Además, posee un piso, dos plazas de aparcamiento y un trastero en régimen de gananciales, 65.000 euros en depósitos, un Renault Gran Scenic y debe 18.480,68 euros de un préstamo hipotecario.

La diputada del PSOE, Esther Peña, es la cuarta representante burgalesa con la cantidad pagada por IRPF más alta. Pagó 14.102 euros, si bien es cierto que fue en 2017. Entre sus haberes aparecen el 50% de una vivienda con plaza de garaje en Burgos, 21.890 euros en cuentas corrientes, un vehículo familiar del que no especifica marca y entre sus obligaciones, un préstamo hipotecario al 50% al que aún le faltan por amortizar 187.889 euros.

Inmediatamente por detrás de Peña aparece el que fuera presidente de mesa en la sesión constitutiva del Congreso, el socialista Agustín Zamarrón, que abonó una cuota líquida de 10.465 euros de IRPF. El médico jubilado recibe una pensión de 29.682 euros, unas dietas por asistencias a sesiones del Consejo General de Consejos Médicos de 2.832 euros y una atribución de rentas de 442 euros. Además, cuenta con 4.973 euros en cuentas corrientes, 171,23 euros en acciones de bolsa, fondos que ascienden a 41.815 euros, 1.879 acciones de Iberdrola, 497 acciones del Santander, un plan de pensiones de 22.000 euros, un plan de jubilación de 49.000, una renta vitalicia de 6.000 euros y 22.000 euros en concepto de participación de beneficios.

Por otro lado, Zamarrón posee el 50% de una vivienda en la provincia de Burgos y la mitad de un piso, un trastero y una plaza de garaje en Asturias y el 20% de dos pisos, una vivienda y un local comercial en Segovia.

En sexta posición se ubica la socialista María del Mar Arnaiz, que pagó en una declaración conjunta 4.455,96 euros de IRPF. La senadora declara que percibió un nómina de la Junta de Castilla y León que asciende a 22.352 euros anuales, dietas por asistencia a plenos y comisiones por valor de 9.374,90 euros, 130 euros en dividendos por acciones y 150 en intereses por rendimiento de una cuenta a plazo fijo. Entre sus bienes también figuran una vivienda en Burgos, dos plazas de aparcamiento y un trastero en las misma provincia, 114.500 euros en un depósito a plazo, 4.700 euros en cuentas corrientes, 5.752 euros en un fondo de inversión, 9.095 euros en acciones, un plan de pensiones de 42.444 euros y dos vehículos, un Magda 6 y un Audi 4.

El séptimo y último es el senador del PSOE, Salvador Sierra, que desembolsó 164,53 euros en concepto de IRPF. El parlamentario cobró en 2018 13.969,34 euros de nóminas y 68 por asistencia a plenos y órganos colegiados en Brunete y posee una cuenta corriente de 1.555,08 euros y un plan de ahorro de 600 euros.

Diputados y senadores

Gil, Moneo y Peña no rellenaron la casilla de percepciones netas de tipo salarial porque el propio formulario así lo indica. En este caso no existe una falta de transparencia, ya que el documento subraya que los sueldos de diputados y senadores aparecen publicados en la página de la respectiva cámara.