Burgos alberga las mayores poblaciones de aves rupícolas de la Comunidad

Alcotán</p><p>. /BC
Alcotán</p><p>. / BC

Los resultados de los censos de especies muestran una estimación de 89 parejas de alimoche en la provincia burgalesa

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Burgos alberga la mayor población reproductora de alimoche, estimada en 89 parejas de esta especie, lo que significa un 24,5% de la población de la Comunidad. En total, en la región se han cifrado entre 341 y 363 parejas. Cabe destacar que el alimoche se encuentra incluido en la categoría de 'vulnerable' dentro del Catálogo Español de Especies Amenazadas. En comparación con el censo anterior, realizado en 2008, la población reproductora de alimoche en Castilla y León ha sufrido un declive entre el 10,2% y 13,9%, una pérdida de 39 parejas seguras y 59 estimadas.

Este censo de las poblaciones regionales de buitre leonado, alimoche, águila perdicera, águila real y halcón peregrino ha sido llevado a cabo por agentes medioambientales, celadores y técnicos de los Servicios Territoriales de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, junto con el apoyo de personal técnico de la Fundación de Patrimonio Natural.

En el censo de águila perdicera, especie también catalogada como 'vulnerable', se han localizado dos territorios en Burgos, de los 18 que hay en Castilla y León, uno de ellos ocupado por un único ejemplar. La población de este águila se localiza en dos núcleos, uno de ellos situado en el norte, asociado a los cortados del tramo inferior del río Ebro a su paso por la provincia. El declive más acusado se produjo en la década de los 90 y en la primera década de este siglo, lo que afectó acusadamente al núcleo burgalés. Los problemas de conservación actuales parecen estar relacionados con la escasez de las especies presa y las altas tasas de mortalidad causadas por tendidos eléctricos.

El buitre leonado, el águila real y el halcón peregrino se encuentran incluidos en el listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. En cuanto a la población de buitre leonado, destaca de nuevo Burgos, con 2.254 parejas estimadas. Todas las provincias de Castilla y León han experimentado aumentos de la población en comparación con el censo anterior, excepto en Burgos, donde se ha registrado un descenso del 14%.

En el año 2018 se han censado un total de 215-259 parejas de águila real en Castilla y León, dato estable en relación al último informe, siendo de nuevo Burgos la provincia con mayor población, con 59 parejas seguras detectadas.

La población de halcón peregrino censada ha sido de 190-224 parejas, destacando Burgos con 39 parejas. En el año 2008 se contabilizaron 375-403 parejas en la Comunidad lo que parece indicar que se ha producido un importante declive de las poblaciones de esta especie. No obstante, gran parte del descenso se debe a un déficit en el grado de cobertura alcanzado en el presente censo dado que no se pudo llevar a cabo el seguimiento de todos los territorios históricos conocidos.

Panificación

Durante este año se ha planificado la realización de seguimientos de diferentes especies protegidas de la Comunidad. La Junta ya ha realizado en enero el censo internacional de aves acuáticas invernantes en más de 300 humedales, complementado con un seguimiento de aves acuáticas migradoras que ya se ha iniciado. Asimismo, en los próximos días comenzarán los trabajos de seguimiento programados de las colonias de ardeidas, garza imperial y avetoro.

En cuanto a la planificación para 2019, destaca el contrato bianual de censo y seguimiento de las poblaciones de visón europeo, que vendrá a reforzar el trabajo de los agentes medioambientales y celadores de medio ambiente en Burgos para su seguimiento, así como para el control y erradicación de su principal amenaza, el visón americano.

De la misma manera, se ha adjudicado un contrato para la prospección en el Ebro, en Burgos, de la almeja del Ebro, catalogada en peligro de extinción a nivel nacional y recientemente declarada en situación crítica por la Administración General del Estado.