Cruz Roja apuesta por el empleo rural

Los representantes de las Asambleas de la Cruz Roja de la provincia junto con la dipuada Inmaculda Sierra. /Cruz Roja
Los representantes de las Asambleas de la Cruz Roja de la provincia junto con la dipuada Inmaculda Sierra. / Cruz Roja

El proyecto Empleo Rural asciende a 45.000 euros y la tasa de empleabilidad es del 60%

ALBA HERREROBurgos

Cruz Roja ha presentado, un año más, el programa de Empleo Rural en colaboración con la Diputación de provincial. El objetivo de este proyecto, que se lleva desarrollando desde hace cinco años, consiste en mejorar la empleabilidad de personas que viven en el medio rural a través de cursos formativos que les facilitan la inserción en empresas.

La subvención que ofrece la Diputación a la Cruz Roja es de 15.000 euros, además de lo que les aportan, aparte, fundaciones como La Caixa o Gutiérrez Manrique, pero el proyecto en sí, alcanza los 45.000 euros. Esta financiación se emplea para la «inserción laboral en el mundo rural con personas que tienen una problemática de intentar encontrar en los pueblos», ha explicado la diputada Inmaculada Sierra.

Las acciones que se realizan están basadas en la orientación individual y grupal, evaluación de competencias, formación en competencias básicas, transversales y técnicas, además de un seguimiento en la inserción. Asimismo, con las empresas se trabaja con la prospección del mercado de trabajo local, asesoramiento para definir los perfiles de los futuros empleados, gestión de ofertas y la preselección de candidatos.

El programa de Empleo Rural tiene como objeto «mejorar las competencias personales de los que están desempleados a lo largo de la provincia, valorando sus cualidades y viendo en qué están capacitados ademas de orientarles en la labor de encontrar empleo», ha señalado Sierra. Los datos sobre la capacidad de inserción son del 40%. Concretamente, el 60% de empleabilidad pertenece a los jóvenes y un 20% a personas más mayores o más vulnerables,

Todas estas acciones se realizan a través de las asambleas comarcales que tiene la Cruz Roja y son focalizadas en municipios de menos de 7.000 habitantes. Desde que comenzó el proyecto se han atendido a alrededor de 300 personas y se ha actuado en 72 municipios.

El perfil de los participantes en este programa «son personas estigmatizadas por la sociedad», según ha explicado la diputada provincial. La franja de edad más alta es la de personas de entre 31 y 44 años (36%) y la de 45 a 54 años alcanza el 28%. La mayoría de estas personas no tiene estudios homologados, tan solo un 6% tiene estudios universitarios.

En la comarca del Odra-Pisuerga, concretamente en Melgar de Fernamental, «se imparten cursos de manipulación de alimentos para personas desempleadas, se les ayuda a buscar empleo a través de una APP, diseñan estrategias para encontrar trabajo así como diseño de curriculum y comportamiento en entrevistas», ha comentado Enedina Zorita, representante de la asamblea comarcal Odra-Pisuerga.

Por otro lado, en Briviesta, Javier Díez, vicepresidente de la asamblea de dicha localidad, ha explicado que ellos realizan cursos en castellano para gente que no domina la lengua, «formamos a chavales trabajando en valores porque son la base del futuro», ha informado. Además, se realizan programas sobre el medioambiente, promoción de la salud o fomento del respeto a los mayores.