La Diputación elevará a la Mesa del Diálogo Social los problemas de los temporeros

La recogida de la patata emplea cada año a centenares de personas/Fran Jiménez
La recogida de la patata emplea cada año a centenares de personas / Fran Jiménez

El objetivo es mejorar las condiciones laborales de los temporeros y evitar los abusos que pueden cometerse en las épocas del trabajo a destajo

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Velar por los derechos laborales de los temporeros que trabajan en la provincia de Burgos. Esta es una nueva tarea de la Diputación Provincial, después de que el Pleno haya aprobado la proposición registrada por Imagina Burgos para atender la situación de aquellos trabajadores que llegan en fechas puntuales a la provincia para trabajar a destajo en labores de recolección de uva, de patata o de otros productos agrícolas o ganaderos.

La formación multicolor ha transmitido su preocupación por la «proliferación» de intermediarios, empresas que se encargan de buscar a estos empleados y ofreciendo condiciones labores recortadas al máximo, para encontrar el beneficio con lo que les cobran a las empresas. Para poder velar por los derechos de los trabajadores, y aunque la Diputación no tiene competencias en esta materia, la Institución se ha comprometido a elevar a la Mesa del Diálogo Social esta situación, para que desde este organismo, que sí es competente, se tomen medidas concretas para evitar abusos.

Además, la proposición también reclama a la Junta de Castilla y León que establezca, a través la Inspección de Trabajo, los medios necesarios para controlar los abusos relacionados con el trabajo temporero.

Y todo ello para poner coto a las malas prácticas de contratación y favorecer que esas duras jornadas de trabajo en el campo sean lo mejor remuneradas posibles y, fuera de ellas, las condiciones de vida corran a cargo del contratante y sean las adecuadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos