Polémica por la concesión de ayudas de urgente necesidad a 69 municipios

La sesión plenaria fue breve/GIT
La sesión plenaria fue breve / GIT

Imagina Burgos carga contra el reparto «clientelar» de ayudas de urgente necesidad aprobado por la Diputación

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El reparto de ayudas a proyectos de urgente necesidad ha levantado polémica. El expediente, debatido hoy por el Pleno de la Diputación y vinculado a un expediente de modificación de créditos que ha salido adelante con los votos favorables del PP, el PSOE y Ciudadanos, ha despertado las críticas de Imagina Burgos, cuyo portavoz, Marco Antonio Manjón, ya calificó ayer la decisión de «vergonzosa». Un planteamiento que ha repetido en la sesión plenaria de hoy, en la que ha acusado al Equipo de Gobierno de repartir «a dedo» las ayudas entre 69 municipios.

En este sentido, Manjón ha cargado contra la fórmula de reparto, que ha tildado de «clientelar», toda vez que las ayudas han sido tramitadas a través de una partida presupuestaria que depende directamente de la Presidencia, esto es, de César Rico. Una partida que, además, se ha visto incrementada en 387.000 euros respecto a los 1,1 millones de euros inicialmente previstos.

«Este dinero podría adscribirse a los planes provinciales» para que el reparto se realizara en función de criterios objetivos, ha asegurado Manjón al tiempo que insistía que este tipo de actuaciones hacen que la Diputación dé la «imagen» de «una institución que manipula las cosas».

Lejos de aceptar las críticas, el diputado responsable de Hacienda, José María Martínez, ha asegurado que el expediente está totalmente justificado. No en vano, ha añadido, las ayudas de urgente necesidad «complementan los planes provinciales» en base a circunstancias «sobrevenidas». Además, dichas ayudas se han concedido «a todos los ayuntamientos que han planteado problemas y necesidades», por lo que no ha lugar al «clientelismo» denunciado por Imagina.

En la misma línea se han expresado tanto Ciudadanos como PSOE, quienes, a pesar de que no compartir en su totalidad la idea de que las ayudas a proyectos de urgente necesidad dependan directamente de Presidencia, consideran que el expediente cumple con lo esencial, que es «ayudar a los pueblos» a cubrir sus carencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos