La fauna cinegética causa el 95% de los accidentes provocados por animales en Burgos

Varios animales observan el paso de un coche por una carretera. /Burgos Conecta
Varios animales observan el paso de un coche por una carretera. / Burgos Conecta

El corzo continúa siendo el animal que más accidentes de tráfico provoca, seguido del jabalí

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Durante el año 2018, en la provincia de Burgos se registraron 2.323 accidentes de tráfico con animales implicados, un 1,86% menor que en 2017, pero una cifra elevada si se compara con los datos registrados hace una década, ya que en 2008 se registraron 1.053 accidentes de este tipo.

En los últimos diez años, el número de accidentes de tráfico de este tipo ha aumentado en las carreteras burgalesas, siendo Burgos la provincia de Castilla y León con más incidentes de este tipo. En 2018, en el total de accidentes provocados por la irrupción de un animal en la calzada hubo 12 víctimas, una cifra ligeramente inferior a la del 2017, año en el que se registraron 18. En cuanto al número de accidentes con daños materiales, durante 2018 se produjeron 2.311, tanto en las carreteras del Estado, como de la Comunidad Autónoma, Diputación y municipios. Fue en los meses de noviembre y agosto cuando se produjeron más incidentes con animales en las carreteras de la provincia.

La fauna cinegética es la causante de la mayor parte de los accidentes en la provincia de Burgos, concretamente, los corzos fueron los culpables de 1.595 accidentes en los que se produjeron daños materiales y de seis en los que hubo víctimas como consecuencia de su irrupción en las carreteras burgalesas. Esta cifra es más del doble que hace diez años en el caso de accidentes con daños materiales, cuando se registraron un total de 650 accidentes, aunque ligeramente inferior a los datos registrados de 2017, cuando se produjeron 1.633.

A este animal le sigue el jabalí, con 484 accidentes con daños materiales y cinco accidentes con daños personales durante 2018. Si bien la mayoría de estos accidentes se producen con fauna silvestre, es el perro, una especie doméstica, el que ocupa la tercera posición en accidentes por irrupción de animales en las carreteras burgalesas, sin registrarse ninguna víctima en estos incidentes, pero sí 58 accidentes con daños materiales. En lo que a ganadería se refiere, hubo ocho accidentes con ganado vacuno, cinco con ovino, y dos con equino.

De los 2.323 accidentes registrados en Burgos, en solamente un caso la víctima requirió hospitalización. En cuanto a los meses del año con más incidencia de accidentes, son agosto, octubre y noviembre, por ese orden. Y entre las vías más afectadas por este tipo de accidentes, se encuentra la N-234, carretera que une Burgos con Soria, en la que tuvieron lugar 215 accidentes. Le sigue la carretera autonómica CL-629, que une las localidades de Sotopalacios y el Valle de Mena, hasta el límite provincial con Vizcaya, donde tuvieron lugar 149 accidentes el año pasado, tres de ellos con daños personales. En esta carretera aumentaron los accidentes con daños materiales de 117 a 146. En tercera posición con más incidentes de este tipo está la carretera nacional N-232, con 80 accidentes con daños materiales y ninguna víctima.