La Guardia Civil desmantela un laboratorio 'indoor' con 318 plantas de marihuana

Plantación de marihuana, situada en el tercer piso de una casa de campo. /Mº Interior
Plantación de marihuana, situada en el tercer piso de una casa de campo. / Mº Interior

En la operación, hay un detenido, presunto autor de un delito de tráfico de drogas, y se ha practicado un registro domiciliario

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Dentro de la Operación 'VALDELUCIO', la Guardia Civil ha desmantelado un importante centro clandestino de producción sistemática de cannabis sativa instalado en el interior de una vivienda ubicada en la comarca de Páramos. O. B. H., de 53 años de edad, ha sido detenido como supuesto autor de los delitos contra la salud pública por tráfico de drogas y por defraudación de fluido eléctrico.

Hace unas semanas, la Guardia Civil obtuvo indicios suficientes para sospechar de la existencia de una plantación de marihuana en una localidad situada al norte de la provincia, en la comarca de Páramos. Las pesquisas se centraron en una casa de campo, de tres alturas y bien integrada en el entorno. La Benemérita sospechaba que el laboratorio se encontraba en la última planta.

La vivienda, habitada a diario por el detenido, fue sometida a discretas vigilancias, al igual que su morador. Una vez obtenido el mandamiento judicial, agentes de la Guardia Civil accedieron a su interior, donde descubrieron una generosa plantación de marihuana, autorregulada, y aprehendieron 160 plantas vivas de buen porte ya desarrolladas y otras 158 en distintas fases de crecimiento, lo que demostraba que el dueño mantenía una producción activa y sistemática, obteniendo cosechas constantes durante todo el año. La estancia, situada en la tercera planta y correspondiente al desván, estaba acondicionada con la instrumentación y el material eléctrico necesario, como lámparas, termómetros o ventiladores. En ella, además, se han intervenido macetas, semilleros, fertilizante, utensilios y herramientas para el cuidado y floración de las plantas.

Mientras se realizaba la inspección ocular del lugar, técnicos de la empresa suministradora de electricidad desplazados a la casa confirmaban las sospechas iniciales de los investigadores, al detectar un puenteado ilegal en la instalación eléctrica y por tanto una defraudación de fluido eléctrico, delito que adicionalmente le ha sido imputado al detenido.

La investigación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Burgos y coordinada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Burgos.

 

Fotos

Vídeos