Sad Hill, en busca del primer BIC cinematográfico de Castilla y león

Se busca un BIC como Sitio Histórico, pues ‘El bueno, el feo y el malo’ es una de las películas más importantes de la historia del cine

El proyecto ha permitido recuperar todo el cementerio original/BurgosConecta
El proyecto ha permitido recuperar todo el cementerio original / BurgosConecta
PATRICIA CARROBurgos

El proyecto para declarar el Cementerio de Sad Hill como Bien de Interés Cultural (BIC) va viento en popa. La iniciativa surgió meses atrás, después del interés que mostró el director general de Turismo por la recuperación del camposanto en el que se rodó la escena final de ‘El bueno, el feo y el malo’. La Asociación Cultural Sad Hill propuso que la Junta de Castilla y León lo protegiese y la idea les ha parecido «interesante», así que están elaborando el informe que servirá para justificar la petición y arrancar con el procedimiento administrativo.

Montserrat Moneo, arquitecta y miembro de la asociación cultural, ha explicado que el objetivo es conseguir una declaración como Bien de Interés Cultural en la categoría de Sitio Histórico. El Cementerio de Sad Hill se diseñó exclusivamente para el rodaje del mítico western de Sergio Leone, una de las películas más importantes de la historia del cine. Estamos hablando del séptimo arte, y el patrimonio de Castilla y León no incluye ningún elemento artístico protegido por su valor cinematográfico.

El cementerio es el escenario de cierre de la película, una escena icónica en la historia del cine

El informe que están elaborando trata de justificar el interés artístico singular y relevante de Sad Hill, antes de hacer la solicitud oficial para que la Junta incoe el correspondiente expediente. Moneo ha explicado que, tras reunirse con los técnicos, Patrimonio se ha mostrado «favorable y colaborativa», así que en principio no tendría que haber ningún problema. Además, el proyecto se justifica por sí solo. El cementerio es una creación artística para una escena icónica en el mundo del cine, sin la que ‘El bueno, el feo y el malo’ no se entendería.

Además, encaja muy bien en la corriente artística conocida como Land Art, que nació en los años sesenta del siglo pasado en Estados Unidos. Se basa en la creación de obras de arte efímero a través de intervenciones con la naturaleza, y qué más es Sad Hill que una obra de arte efímero (aunque se haya mantenido medio siglo), que nace de una intervención en un espacio natural de Santo Domingo de Silos. Todo ello sin olvidar el interés de la Junta por potenciar el denominado «turismo cinematográfico».

Moneo ha explicado que esperan contar con el informe en breve y poder reunirse con los técnicos antes de acabar este año, de tal modo que la Junta pueda iniciar el procedimiento en 2018. Es un proyecto a largo plazo, ha reconocido al arquitecta, pero parece que está encaminado. Y es que la Junta no ha puesto ningún impedimento, ni siquiera el relativo a la antigüedad del objeto a proteger. Siempre se dice que un BIC tiene que tener, al menos, 100 años, pero no es un requisito recogido en la norma regional.

Sad Hill confía en que la tramitación del expediente de declaración se pueda iniciar en 2018

Se da por sobreentendido, pues así se ha venido haciendo de manera habitual,a aunque también existen algunas excepciones, ha recordado Moneo. Además, en este caso hay que tener en cuenta que el cine tiene poco más de cien años de vida, y que ‘El bueno, el feo y el malo’ cumplió el pasado año el medio centenar, lo que significa que es relativamente antiguo. Además, el Patrimonio de la región tiene que reconocer ya el valor cinematográfico como algo singular, y un elemento artístico más.

Reconocimiento único

Montserrat Moneo ha recordado que la declaración de BIC supondrá reconocimiento, protección y tutela para el Cementerio de Sad Hill. Es una etiqueta de calidad, que otorga la máxima protección, y una tutela frente a intervenciones externas de otras administraciones. También ayudará a conservar y promocionar este recurso cultural y turístico. Y sería el primer BIC, no solo de Castilla y León, sino de toda España, pues no existe ningún recurso protegido por su valor cinematográfico.

La Ley de Patrimonio Histórico de España recoge la figura del paisaje cultural, bajo la cual se amparan los escenarios en los que se rodaron las películas del Spaguetti Western en Almería. Sin embargo, esa protección deriva más del valor geológico y geográfico del espacio que del cinematográfico, ha apuntado Moneo. Y el objetivo último de la Asociación Sad Hill es declarar paisaje cultural a los cuatro escenarios de la película: Cementerio de Sad Hill, frente unionista Betterville (Carazo), Misión San Antonio (San Pedro de Arlanza) y Río Bravo (Río Arlanza).

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos