ALCALDESA DE LERMA

Izquierdo: «Nos esperábamos que se hicieran críticas a lo personal, pero no que fueran tan rastreros con nuestras familias»

Celia Izquierdo y Víctor Orcajo, alcaldesa y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Lerma/PCR
Celia Izquierdo y Víctor Orcajo, alcaldesa y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Lerma / PCR

Celia Izquierdo, alcaldesa de Lerma, hace un balance de los cuatro años de Gobierno municipal y explica las razones por las que Iniciativa Por Lerma (IPL) se retira

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Sin pelos en la lengua. Amenazas, insultos, enfrentamientos personales, faltas de respeto a la familia. Los concejales de Iniciativa por Lerma (IPL), con Celia Izquierdo a la cabeza, han tenido que soportar todo tipo de actitudes irrespetuosas y ofensivas durante los cuatro años que han estado al frente del Ayuntamiento de Lerma. Y ahora, que han decidido dar por concluido su proyecto para la Villa Ducal, lo cuentan.

Los «movimientos subterráneos» de la política son los que les han empujado a tomar la decisión de retirarse de la vida política activa para en las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. Víctor Orcajo, teniente de alcalde, asegura que solo se hubiesen vuelto a presentar para reeditar un proyecto ganador, con todas las garantías, para consolidar el trabajo realizado durante estos cuatro años.

Sin embargo, «ni nos lo hemos planteado» pues «se nos hace difícil poder vivir cuatro años más en el régimen de vida al que hemos estado sometidos por el beneficio de nuestro pueblo». Ha habido una parada «absoluta» de su vida personal y profesional, pues el Ayuntamiento les ha «absorbido» por completo y «la generosidad y el deber de servicio público tiene un límite», insiste Orcajo.

Eso sí, Celia Izquierdo va un paso más allá y reconoce que podrían haber estado dispuestos a hacer ese esfuerzo, pero los «movimientos subterráneos» de la política les han desanimado por completo. «Nos metimos aquí a sabiendas de que se nos iba a criticar», reconoce, y «de ciertas personas nos esperábamos críticas a lo personal, no a lo profesional. Pero lo que no nos esperábamos es que fueran tan rastreros de hacer esos movimientos a nuestras familias».

La residencia de mayores, una necesidad que puede quedar en el limbo

Celia Izquierdo y Víctor Orcajo destacan, como uno de los proyectos más satisfactorios, la nueva residencia para mayores, «importante y necesaria para la comarca». El proyecto ya está diseñado y, ahora, solo queda licitar las obras. «Todavía soñamos con otro pleno extraordinario para la licitación», afirman, aunque no es muy problable que puedan dejar cerrada esta tramitación.

Y por ese motivo, Izquierdo tiene «miedo» de que la residencia para mayores pueda quedar aparcarda y en el olvido. No todas las formaciones parecen apoyar la iniciativa, pues incluso algunas como el PP han votado en contra en sesión plenaria.

«Nuestro miedo es que si no gana el PSOE, la residencia no salga adelante», reconoce Izquierdo, pues los socialistas son los que han asegurado que sí continuarán con el proyecto. «Es una necesidad inaplazable», afirma, y se podría dejar preparada toda la tramitación para cumplir plazos e inaugurar la residencia en 2021.

Pendiente les ha quedado la ordenanza de movilidad, que la oposición les echó para atrás en un pleno reciente, y la creación de un polideportivo. «Se ha negociado la compra de terrenos pero no ha sido posible», explica Orcajo, ni por tiempo ni por tramitación.,

En estos últimos meses, IPL ha viso que los partidos han antepuesto sus intereses políticos a los de los ciudadanos.

Y es que han recibido amenazas, insultos, enfrentamientos personales y faltas de respecto a las familias «por parte del Partido Popular». No lo esconden, lo dicen abiertamente, porque aseguran que a sus familias «les han dicho barbaridades». Y, claro, uno toma la decisión de meterse en política asumiendo las consecuencias, pero «nuestras familias no tienen por qué aguntar esas faltas de respeto del PP», afirma Izquierdo.

«Lo que se decide cada cuatro años es quién gobierna un pueblo, pero lo que no se decide es quién manda en un pueblo», apuntilla Víctor Orcajo, quien asegura que han estado todo el mandanto en «una lucha diaria por legitimar su gobierno, en contra de quien tiene el poder en Lerma» y todos aquellos que están a su alrededor. Eso hace difícil la convivencia en el Villa Ducal.

Ahora, una vez han tomado la decisión de retirarse, empiezan a ver el cariño de los lermeños, algo que les ha sorprendido, reconocen, y que han echado en falta durante estos años. «Te vas con la sensación de que dejas a la gente tirada», reconoce Izquierdo, pues «creo que Lerma seguiría mejor con nosotros al frente». Sin embargo, «no somos mártires de nadie», insiste Orcajo, aunque seguirán trabajando al 100% en el Ayuntamiento hasta que se produzca el cambio de Gobierno.

Había cuatro préstamos y «todavía no sabemos para qué»

Y es que «la prioridad máxima de IPL ha sido Lerma desde el día que entraron hasta el día que se vayan» y dejarán el Ayuntamiento con una herencia que nada tiene que ver con la recibida, pues ahí también se expresan con claridad. «No sospechábamos que hubiera tantas cosas paradas», ha afirmado Orcajo, y su entranda no ha sido «partiendo de cero, sino partiendo en negativo».

Para empezar, se encontraron con cuatro préstamos en vigor hasta 2019, sin que a día de hoy hayan conseguido saber con qué fin se pedieron, y una deuda de 340.000 euros a la mancomunidad. La deuda total ascendía a 800.000 euros. El presupuesto municipal era de 2,2 millones, un tercio de los cuales se destinaba a gasto corriente. El Ayuntamiento estaba hipotecado con gastos fijos, insiste, y tenía muy poca capacidad de mejorar la vida de los lermeños. «Se dedicaba a sobrevivir en el día a día».

Lerma ha duplicado sus visitantes en tres años

De 11.000 visitantes en 2015 a 24.000 en 2018. La Villa Ducal ha hecho un importante esfuerzo para modernizar su imagen turística y ello ha permitido que, en solo tres años, se haya duplicado el número de visitantes. Y eso que todavía queda por sumar 2019, en el que la exposición de Las Edades del Hombre va a ser determinante.

Iniciativas como el IV Centenario del Conjunto Monumental o el bicentenario de Zorrilla han animado el turismo. Sin embargo, lo que ha marcad la diferencia, a jucio de la alcaldesa, es una renovada política turística, en la que Lerma se ha convertido en punto de encuentro de blogueros y prescriptores turíticos.

También se han visitado ferias, se han impulsado las redes sociales y la incorporación en Los Pueblos Más Bonitos de España ha contribuido a aumentar la acción turística.

Las Edades del Hombre es la guinda del pastel y un proyecto a medio plazo, con mucha repercusión turística, económica y social. Más allá de 2019, Lerma quedará posicionada en los mapas turísticos, si todavía no estaba. Además, supondrá un balón de oxígeno para los comercios locales y la hostelería, que no pasan por buenos momentos.

Con reducción de gasto corriente, eliminando los «despilfarros», petición de subvenciones y una gestión económicas que trajese ingresos e inversiones, el Equipo de Gobierno ha conseguido dar la vuelta a la situación económica municipal y deja un Ayuntamiento «completamente saneado». El presupuesto de 2019 asciende a 3 millones, con 1,2 millones de inversión, explica Orcajo.

Acaban de cerrar la venta de parcelas por 13.500 metros cuadrados en el polígono industrial, han reactivado las relaciones del Sepes y la política industrial del municipio, pues «nos encontramos la nada más absoluta», afirma el teniente de alcalde, también concejal de Hacienda. «No somos políticos cortoplacistas» y, por ese motivo, dejan en marcha proyectos para que otros «corten cintas».

«Somos independientes pero Lerma nunca ha tenido tantas puertas abiertas como ahora», afirma Orcajo. En estos años, han reducido la deuda municipal, han incrementado inversiones, han reducido el gasto corriente, han bajado tasas, han aplicado deducciones al IBI, bajado el precio del agua, desarrollado líneas de ayudas y buscado subvenciones de administracios, pues «no se puede vivir de planes provinciales».

«Nosotros hemos gobernado para la gente para la que nunca se había gobernado en Lerma, para los olvidados», explican Víctor Orcajo y Celia Izquierdo, y «es gratificante gobernar para los olvidados». Ahora, la Villa Ducal queda en manos de los lermeñso, que tienen que elegir a su próxima corporación municipal. Izquierdo lo tiene claro, «esperamos y deseamos por el bien de nuestro pueblo que el PP no gane, porque sería volver a la ruina de nuestro ayuntamiento».