[JUNIO] El aeropuerto de Villafría volvió a levantar el vuelo

Tras tres años sin operaciones comerciales, el aeropuerto de Villafría recibió un impulso gracias al inicio de los vuelos a Barcelona

[JUNIO] El aeropuerto de Villafría volvió a levantar el vuelo
Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Tras el mes políticamente más convulso del año, por la moción de censura contra Mariano Rajoy, en Burgos, como es tradicional, llegó junio con los Sampedros. Lo primero, la moción, devolvió al segundo nivel de la acción de Gobierno a los burgaleses Octavio Granado (Seguridad Social) y Ángel Olivares (Defensa). Lo segundo demostró que la llegada del estío incrementa en los burgaleses las ganas de fiesta y de pasárselo bien.

Despegan aviones de Villafría a Barcelona

Tras casi tres años sin operativa de vuelos comerciales, idas y venidas, negociaciones infructuosas y muchos quebraderos de cabeza, el aeropuerto de Villafría retomó su actividad comercial en los albores del estío. Lo hizo el 1 de junio. Ese día, una aeronave CRJ1000 de Air Nostrum con 37 pasajeros a bordo aterrizó en el aeropuerto burgalés procedente de Barcelona. Una hora después, y con otros 41 pasajeros a bordo, el avión regresó a Barcelona. Ese fue el primer viaje de los contemplados en el acuerdo suscrito meses antes entre la compañía aérea –filial de Iberia– y Burgos Promueve –sociedad instrumental del Ayuntamiento de Burgos–. Un acuerdo no exento de polémica a la vista del rechazo que despertó entre varios grupos de la oposición y la cuantía consignada.

En total, el contrato se cifró en 1,2 millones de euros al año, un presupuesto mediante el cual se han garantizado tres conexiones semanales entre Burgos y la Ciudad Condal –lunes, miércoles y viernes– de ida y vuelta y gracias al cual se ha retomado la actividad comercial en Villafría. Eso sí, a pesar de que el volumen de pasajeros se ha duplicado desde entonces, insuflando una nueva vida al complejo aeroportuario burgalés tras los fiascos de Good Fly y Leon Air, lo cierto es que las cifras de utilización todavía están lejos de las registradas en otros aeropuertos del entorno, que también mantienen operativas comerciales merced a acuerdos con diferentes compañías de vuelo.

Las consecuencias de la moción de censura

Pero si algo condicionó la actualidad en Burgos –y en el resto del país– a principios de junio fue la moción de censura a Mariano Rajoy, la primera en prosperar de toda la etapa democrática española. Y es que, más allá de las repercusiones generales del propio cambio de Gobierno, éste propició una cascada de informaciones relevantes para la ciudad y la provincia, empezando por la conformación del propio Ejecutivo. Y es que, dos históricos socialistas burgaleses, como Ángel Olivares y Octavio Granado, fueron llamados a filas por Pedro Sánchez para ocupar puestos de cierta relevancia en el nuevo organigrama gubernamental.

El primero, que ya fue alcalde de la capital entre 1999 y 2003, así como director general de la Policía, asumió la Secretaría de Estado de Defensa, un cargo especialmente reseñable para los intereses de Burgos, a la vista del cuestionado proceso de venta de la parcela del Parque de Artillería por parte del Ministerio de Defensa. El segundo, que en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero fue el máximo responsable de la Seguridad Social, volvió a asumir dicha responsabilidad en un momento en el que la continuidad del sistema de pensiones está generando multitud de quebraderos de cabeza.

La moción de censura también precipitó un cambio obligado al frente de la Subdelegación del Gobierno, que a mitad de mes asumió Pedro de la Fuente en sustitución de Roberto Sáiz, que apenas había estado un año y medio en el cargo.

Ábalos anuncia el fin del peaje en la AP-1

Asimismo, el cambio de Gobierno precipitó algunas decisiones de suma relevancia para Burgos. Sin duda, la más significativa –y una de las más esperadas– fue la anunciada a mediados de junio por el nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que confirmó públicamente que la autopista de peaje AP-1 levantaría definitivamente sus barreras una vez finalizado el actual contrato de concesión el 1 de diciembre. Esto es, que no habría ni prórroga del contrato en vigor ni un nuevo contrato con peaje de por medio. El Gobierno cumplió su promesa como se verán en este mismo anuario en diciembre.

La llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa inició la cuenta atrás para una AP-1 sin peaje

Ese anuncio ponía punto final a unos meses plagados de dudas, que el anterior ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, no había conseguido despejar del todo en sus diferentes visitas a Burgos. Los diferentes colectivos que históricamente han clamado por la liberalización de la autopista acogieron la noticia con satisfacción, pero con cierta prudencia. No así los más de 110 trabajadores de la concesionaria, que iniciaron entonces una campaña de movilizaciones para exigir la subrogación de los contratos o, al menos, una garantía laboral una vez finalizada una concesión que se ha extendido durante más de 40 años y que siempre ha sido fuente constante de polémica.

Pero el protagonismo informativo de junio no recayó exclusivamente en las infraestructuras o en las consecuencias de la moción de censura, sino que también se extendió a otros ámbitos. Por ejemplo, Lerma arrancó el mes de junio de la mejor manera posible, ingresando oficialmente en el selecto club de los Pueblos más Bonitos de España, un reconocimiento que viene a hacer justicia a la historia, el patrimonio y la conservación de la villa ducal y que sirve como aperitivo de Las Edades del Hombre, que se llevarán a cabo en esta localidad en 2019.

Alta tecnología para el HUBU

En el ámbito sanitario también hubo noticias relevantes, como la implantación en el Hospital Universitario de Burgos (HUBU) de los Da Vinci, unos equipos de cirugía robótica que permiten realizar intervenciones mínimamente invasivas gracias al trabajo de sendos brazos robotizados manejados por profesionales sanitarios. Así, tras la adquisición de los equipos y el necesario proceso formativo, los cirujanos Félix Vesga y Juan Manuel Serrano, el anestesista Juan Manuel Vicente y la enfermera Natividad Pérez, coordinados por el doctor Roberto Ballesteros, del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, realizaron con éxito la primera intervención con el Da Vinci, una prostatectomía radical a un paciente con cáncer de próstata.

La mala noticia en este ámbito fue el fallecimiento, el día 28, del doctor Joaquín Terán Santos, coordinador de la Unidad del Sueño del HUBU y uno de los máximos expertos en neumología de España. Terán se incorporó a la plantilla del antiguo Hospital General Yagüe en la década de los 80' y se convirtió con el paso del tiempo en uno de los doctores más reconocidos del sistema sanitario burgalés, llegando a ser presidente de la Sociedad Española del Sueño y vocal de la Sociedad Europea del Sueño.

José María Arribas, acusado de apropiación indebida

También el ámbito judicial dejó alguna noticia reseñable, como la apertura definitiva del procedimiento contra el expresidente de Caja de Burgos, José María Arribas, acusado de sendos delitos de apropiación indebida y administración desleal supuestamente cometidos cuando era máximo dirigente de la extinta caja de ahorros. Lejos de aceptar el recurso presentado por el propio Arribas contra la apertura del procedimiento iniciado años atrás por UPyD, la Sección 1 de la Audiencia Provincial consideró que todavía existen «indicios sólidos y fundados» de que el expresidente de la entidad se benefició de su cargo en la concesión de créditos de hasta 35 millones de euros en favor de sus empresas, por lo que decidió abrir el proceso.

Luces y sombras en el ámbito económico

En el plano económico, fueron dos las empresas protagonistas de la actualidad del mes de junio. La primera fue Calidad Pascual, que se convirtió en la primera firma productora de leche de España en obtener el certificado de Bienestar Animal Aenor Conforn para todas sus granjas. La segunda fue Nuclenor, ya habitual en el ámbito informativo. Y es que, aún después de decretarse su cierre definitivo, la central nuclear de Santa María de Garoña continúa siendo fuente inagotable de noticias, en este caso llegadas desde Valladolid. Tras los anuncios efectuados al respecto, la Junta de Castilla y León inició en junio la tramitación del impuesto mediante el que se pretende gravar el almacenamiento temporal de residuos nucleares, un gravamen con el que se prevén ingresar alrededor de 10 millones de euros y que ha generado un agrio debate en las Cortes autonómicas por el fondo y por la forma. Mientras tanto, Enresa continúa trabajando en la redacción del plan de desmantelamiento de la planta, que arrancará en 2019.

Los proyectos de la cantera del Valle de Tobalina y la macrogranja de Llano de Bureba despertaron críticas ciudadanas

Sin abandonar el entorno del Valle de Tobalina, el proyecto de establecimiento de una cantera a menos de un kilómetro de la central nuclear levantó en junio las primeras críticas ciudadanas. De hecho, a mediados de mes se decidió constituir una asociación para intentar frenar el proyecto, que consideran que causará un grave impacto medioambiental y paisajístico en la zona.

En una línea muy similar se posicionaron parte de los vecinos del entorno de Llano de Bureba, donde se ha proyectado la instalación de una granja para 2.645 cerdas de cebo. Una 'macrogranja' diseñada a imagen y semejanza de las planteadas en muchos puntos de la geografía de Castilla y León que ha generado una enorme polémica en la zona, derivando en junio en la conformación de una plataforma ciudadana contraria a su instalación.

Una nueva etapa en el Burgos CF

En el plano deportivo, y más allá de la preparación de la temporada por parte del resto de clubes, la atención informativa recayó especialmente sobre el Burgos CF. Y es que, en apenas unos días de junio, el club vivió un auténtico aluvión de idas y venidas. A principios de mes se confirmaba el fichaje del nuevo técnico, José Manuel Mateo, que fue destituido a finales de octubre por los malos resultados del equipo. Apenas unos días después de la presentación del efímero técnico, el hasta entonces presidente, José Luis García, presentaba su dimisión por «motivos profesionales», lo que derivó semanas después en el nombramiento de Jesús Martínez como máximo dirigente del club. Y para rematar la faena, el hasta entonces director deportivo, Nacho Fernández, abandonaba la nave blanquinegra con la confección de la plantilla por hacer para incorporarse al equipo técnico del Getafe.

Unos Sampedros multitudinarios

Pero si algo caracteriza el mes de junio en Burgos es su carácter festivo, con la coincidencia de dos fechas muy significativas en la capital provincial, como son El Curpillos y San Pedro. Como viene siendo tradición, la primera, celebrada el 8 de junio, volvió a reunir a miles de personas en Las Huelgas y el Parral alrededor de los habituales pinchos de morcilla, chorizo y morro.

Igual de multitudinarias fueron las fiestas de San Pedro y San Pablo, aunque en esta ocasión llegaron con varias polémicas bajo el brazo. La primera fue la organización de la feria de tapas, que este año se tuvo que celebrar bajo un formato distinto tras la negativa de numerosos hosteleros a participar debido a los cambios introducidos en el pliego. La segunda se introdujo en el ámbito de la movilidad y vino motivada por el decreto lanzado por el alcalde, Javier Lacalle, para restringir la circulación de bicicletas por El Espolón justo antes del inicio de los festejos, que suelen concentrar numerosas actividades en esa zona. La tercera, por su parte, vino de la mano de los servicios de limpieza, que finalmente se desarrollaron con normalidad después de que el comité de empresa y la dirección de Semat alcanzaran un acuerdo in extremis para evitar la huelga durante los Sampedros.

Unos Sampedros que, eso sí, sacaron a la calle a miles y miles de burgaleses con actividades para toda la familia, desde la Cabalgata o la Ofrenda Floral, hasta otras como el espectáculo que ofreció la Patrulla Águila del Ejército del Aire. Y todo ello sin olvidar la música, con artistas como Rosendo, Luz Casal, La Raíz, León Benavente y La Moda.