La Junta rechaza los argumentos de Seopan para mantener el peaje de la AP-1

La concesión de la AP-1 finaliza el próximo 30 de noviembre./GIT
La concesión de la AP-1 finaliza el próximo 30 de noviembre. / GIT

La portavoz del Ejecutivo autonómico, Milagros Marcos, insiste en que «lo importante es que, en la medida de lo posible, desaparezcan los peajes»

EFE

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha rechazado hoy los argumentos dados por la patronal de las grandes constructoras y concesionarias (Seopan) para pedir una prórroga para el peaje de la AP-1 a su paso por la provincia de Burgos, como el número de usuarios extranjeros.

La concesión de la AP-1 (Burgos-Armiñón) vence el próximo 30 de noviembre y, por ahora, el Ejecutivo sólo ha avanzado que no prorrogará el contrato con la actual concesionaria y que la autopista revertirá al Estado sin aclarar cuál será su futuro modelo de gestión.

«No se puede valorar el peaje por la nacionalidad de los ciudadanos que la recorren, no parece un argumento que tenga un peso importante en las decisiones», ha avisado la portavoz de la Junta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Para la Junta de Castilla y León, «lo importante es que en la medida de lo posible desaparezcan los peajes» cuando vayan cumpiéndose los plazos de las concesiones y que, hasta que eso ocurra, se puedan habilitar «desvíos» y flexibilización de los peajes como incluye el convenio que negocian con el Ministerio de Fomento para la AP-1.

Sobre la propuesta de Seopan para mantener el peaje de la AP-1, en el sentido de que el 30%de los usuarios de esta infraestructura son extranjeros, Marcos ha apuntado que «también aportarán al turismo» y «otra actividad económica dejarán» en la Comunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos