La Guardia Civil desmantela un laboratorio 'indoor' de marihuana con 1.042 plantas en Las Merindades

Plantación de marihuna. /BC
Plantación de marihuna. / BC

La Operación se salda con 3 detenidos y la incautación de 350 gramos de esta sustancia ya seca

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Guardia Civil, en el marco de la Operación 'GOTMI', ha desmantelado un centro clandestino de producción sistemática de cannabis sativa instalado en el interior de un cobertizo anexo a una vivienda ubicada en Las Merindades y detenido a A. A. M. L., M. P. C. R. y G. M. M. C. como presuntos autores de los delitos contra la salud pública por cultivo/tráfico de drogas y por defraudación de fluido eléctrico.

El laboratorio estaba dotado con la instrumentación y el material eléctrico necesario, tales como filtros de carbono (3), lámparas (27), transformadores (27), fluorescentes (3), extractores (4), ventiladores (7), picadora (1), básculas de precisión (2) y fertilizantes para el progreso y floración de las plantas, siendo intervenido todo ese material. Del mismo modo, también fueron localizados e incautados 350 gramos de esta misma sustancia ya seca.

Semanas atrás, la Guardia Civil obtenía indicios suficientes para sospechar de la existencia de una plantación de marihuana en una localidad situada al norte de la provincia, en Las Merindades.

Las investigaciones se centraron en una vivienda tipo unifamiliar y, concretamente, sobre una construcción de madera, tipo cobertizo, anexa a la misma, en cuyo interior se levantaba un laboratorio de producción sistemática de marihuana.

El domicilio, al igual que sus moradores, fue sometido a discretas vigilancias y seguimientos. Avanzadas las investigaciones de procedió a entrar en el lugar, bajo mandamiento judicial, encontrándose una generosa plantación de marihuana, donde se aprehendieron 1.042 plantas vivas en distintas fases de desarrollo y crecimiento.

Mientras se realizaba la inspección ocular del lugar, técnicos de la empresa suministradora de electricidad desplazados a la casa confirmaban las sospechas iniciales de los investigadores, al detectar un puenteado ilegal en la instalación eléctrica y, por tanto, una defraudación de fluido eléctrico, delito que adicionalmente le ha sido imputado a los detenidos