Dirección y trabajadores de Siemenes Gamesa firman las condiciones del expediente de despido

Dirección y trabajadores de Siemenes Gamesa firman las condiciones del expediente de despido

Representantes de la empresa y de los trabajadores han firmado hoy el acuerdo sobre las condiciones del expediente de despido colectivo para aquellos que no se acojan a la oferta de recolocaciones

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Responsables de Siemenes Gamesa y representantes de los trabajadores de la planta de palas de Miranda de Ebro han suscrito hoy el acuerdo mediante el que se regulan las condiciones del expediente de despido colectivo vinculado al cierre de la factoría.

Ayer, ambas partes cerraban un acuerdo que contempla indemnizaciones de 45 días por año de trabajo sin límite de antigüedad más una paga lineal de 7.000 euros que elevará a los 12.000 para los mayores de 55 años en el caso de que no se acojan a la oferta de traslados puesta sobre la mesa por parte de la empresa.

Además, se ha establecido una indemnización mínima de 35.000 euros para los empleados que opten por la liquidación, aunque la práctica totalidad de la plantilla de esta empresa instalada hace 19 años en Miranda de Ebro ya supera esa cantidad sin necesidad de aportaciones a mayores, dado que en su mayor parte son trabajadores veteranos en la planta.

Asimismo, los trabajadores percibirán la paga extraordinaria correspondiente al verano de 2018 y el pago de las vacaciones no disfrutadas de 2018.

En cualquier caso, la compañía mantiene abierta la oferta de recolocación en otras fábricas y centros españoles, donde además necesita expertos en esta área. La empresa ofrece 171 posibilidades de reubicación, un tercio de las cuales se encuentran en Castilla y León.

Los trabajadores interesados en acogerse a esta medida tienen de plazo hasta el próximo 19 de marzo para comunicarlo a la empresa. Además, sus familiares tendrán prioridad para acceder a las nuevas vacantes que sigan existiendo en aquellos centros a los que se han desplazado, señala la empresa.

El cierre de la planta, a juicio de la empresa, se trata de una medida necesaria por el cambio de la demanda hacia palas de mayores dimensiones que las que se pueden fabricar en este centro. Esta fábrica se creó hace 19 años para la producción de palas de aproximadamente 25 metros y se amplió al máximo hasta la fabricación actual de palas de 40 metros.

Sin embargo, por sus dimensiones, la fábrica no puede acoger la producción de las palas de los últimos modelos que superan los 60 metros de longitud.

 

Fotos

Vídeos