Tres años de prisión por tráfico de drogas tras ser sorprendido con un kilo de hachís en el coche

Audiencia Provincial de Burgos./GIT
Audiencia Provincial de Burgos. / GIT

La Audiencia Provincial condena a tres años de prisión a un hombre que fue sorprendido en Miranda con casi un kilo de hachís en el coche | En el registro domiciliario le fueron incautados otros 609 gramos de hachís y 410 gramos de cocaína

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha condenado a tres años de prisión a S.M., a quien se considera autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. Los hechos se remontan al 3 de marzo de 2016, cuando agentes de la Policía Local de Miranda de Ebro interceptaban un vehículo en el Camino del Jalón después de comprobar cómo intentaba evitar la presencia policial en la calle Riberas del Ebro.

Una vez interceptado el vehículo, y ante el evidente estado de nerviosismo de su conductor, los agentes procedieron a realizar un registro del turismo. Tras un somero vistazo, los efectivos policiales localizaron debajo del asiento del conductor una caja en la que permanecían ocultas dos bolsas de plástico con cinco tabletas de lo que parecía ser hachís, como así se comprobó en el posterior análisis. En total, la droga intervenida arrojó un peso de 966 gramos.

A la vista de la situación, los efectivos del cuerpo municipal detuvieron al conductor y, ese mismo día, el Juzgado de Instrucción dio permiso a la Policía Nacional para proceder al registro del domicilio del arrestado. Allí, los agentes actuantes localizaron otros 410 gramos de cocaína, con un valor en el mercado de alrededor de 23.700 euros, y otros 609 gramos de hachís, con un valor de 8.816 euros, repartidos en numerosos envoltorios. Asimismo, también se intervino una significativa cantidad de dinero en efectivo, cocnretamente 12.662 euros.

Tras comprobar los resultados de ambos registros, el Juzgado de Instrucción de Miranda dictaminó al día siguiente su ingreso en prisión provisional, una medida cautelar levantada tras el pago de 10.000 euros de fianza.

Sin embargo, en el juicio oral celebrado semanas atrás, la Audiencia Provincial ha considerado probado que el acusado es, sin género de dudas, autor de un delito contra la salud pública. Eso sí, el tribunal ha decidido incorporar a su pena un atenuante por drogadicción, toda vez que el condenado pasó tiempo atrás por un programa de deshabituación a las drogas.

De esta forma, la Audiencia Provincial ha acabado imponiendo una condena de tres años de prisión, con accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena y una multa de 30.000 euros con treinta días de responsabilidad personal subsidiaria para el caso de impago.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos