Una peña unida por 65 años de fiesta y tradición

Un grupo de jóvenes fundó en 1953 la Peña 'Nuestra Señora y San Roque' en Briviesca y, a día de hoy, permanecen igual de unidos

La peña se fundó en 1953, época en la que fue tomada esta fotografía/BC
La peña se fundó en 1953, época en la que fue tomada esta fotografía / BC
Burgos Conecta
BURGOS CONECTABriviesca

Todo empezó en 1953. Por aquel entonces, un grupo de jóvenes quiso dejar claro aquello de que la unión hace la fuerza y lo hicieron con la fundación de una peña. Así nació la Peña 'Nuestra Señora y San Roque' de Briviesca, que este año celebra sus fiestas patronales cumpliendo este gran aniversario y manteniendo ese principio de permanecer juntos pasándolo en grande.

Han pasado 65 años, tiempo en el que la sociedad ha avanzado, produciéndose cambios a mejor. Y es que, los fundadores de la peña fueron todo hombres, pero hoy en día está dirigida en su mayoría por mujeres. Incluso, la presidencia corre a cargo de otra fémina, Inmaculada García Fernández.

Volviendo al pasado, y a ese primer año de vida de la peña, los jóvenes fundadores tenían claro que querían participar en las fiestas. Se dirigieron al párroco de la época para preguntarle si podían acompañar a la Virgen durante el Rosario y él, teniendo en cuenta la situación, les respondió con duda. «A ver si van a estar un poco piripis y me van a tirar lo santos», apuntó el sacerdote, aunque finalmente cedió. Estso jóvenes debieron hacerlo bien, pues a día de hoy, la tradición se mantiene y la peña continúa cargando y paseando a San Roque y a su inseparable perro.

'Nuestra Señora y San Roque' no solo fue la peña precursora en Briviesca. En su primera visita a la plaza de toros de Burgos, todavía no existía ninguna en la capital. Precisamente, la tauromaquia estuvo muy ligada a ellos, pues también eran habituales en las fiestas de San Fermín, incluso eran invitados por las peñas navarras varios años.

Imagen de la peña en la actualidad, en los años 70 y en 2017, respectivamente / BC

Uno de sus distintivos, como el de toda buena peña, es la vestimenta. La blusa a cuadros naranjas y blancos con el hiladillo negro les diferencia del resto de agrupaciones. Sin embargo, ese modelo no ha sido el de toda la vida. El color rojo fue vestido hasta sustituise por el actual, aunque, como anécdota, hay que destacar que en 1974, al apuntarse tanta gente, se tuvieron que mezclar los dos modelos. Ese mismo años, además, se decididó también incluir la faja y boina negra.

La actividad de este peña va más allá de las fiestas patronales de Briviesca. Sus socios, actualmente unos 200, llevan muchos años encargándose de la festividad de San Juan. Preparan la hoguera típica de esta fecha, reparten chocolate y bizcochos a todo el pueblo y animan a los más pequeños realizando juegos para niños.

Así transcurren los años en esta peña. Van sucediéndose generaciones, entrando y saliendo socios, pero lo importante es que todos los que forman parte se mantienen como una gran familia. Y es que, al final, lo importante es mantener el espíritu que dejaron loso fundadores en 1953, pasarlo bien y disfrutar de las fiestas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos