Piden penas de dos a cinco años y tres meses para una banda de diez personas por tráfico de drogas

Tabletas de hachís que interceptó la Guardia Civil en enero de 2017 a los tres primeros detenidos./BC
Tabletas de hachís que interceptó la Guardia Civil en enero de 2017 a los tres primeros detenidos. / BC

La investigación arrancó en enero de 2017, cuando la Guardia Civil descubrió 12 kilos de hachís debajo de los asientos de un vehículo en un control en Briviesca

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La Fiscalía solicita penas de prisión que van desde los dos años a los cinco años y tres meses, así como multas de 1.971 euros a 501.000 euros a una banda compuesta por diez sujetos, dos españoles y ocho marroquíes, como presunta autora de siete delitos contra la salud pública en diferente grado.

Los hechos comenzaron el 17 de enero de 2017, cuando agentes de la Guardia Civil de Briviesca detuvieron a tres ciudadanos magrebíes que fueron sorprendidos mientras transportaban 12 kilos de hachís bajo los asientos de un Mégane Scenic. Los tres implicados fueron puestos a disposición judicial y dos días más tarde entraron en prisión de manera preventiva, situación en la que aún permanecen. La fiscal pide para dos de ellos cuatro años de prisión y cuatro años y seis meses de la misma pena privativa de libertad para el tercero, ya que en este caso se incluye el agravante de reincidencia.

Pero la investigación no finalizó ahí, ya que las pesquisas relacionaron a cinco personas más, dos españolas y tres africanas, con los tres ya detenidos. En virtud de ese trabajo, el Juzgado de Instrucción briviescano autorizó apenas unos días después la entrada y el registro a seis viviendas ubicadas en Briviesca (tres), Burgos (una), Pedrosa de Tobalina (una) y Cebolleros (una).

En las viviendas, los agentes localizaron un total de 59,78 gramos de anfetamina, 20 bellotas y 3 tabletas de hachís, 2 kilos de marihuana, 284,075 gramos de cocaína, instrumentos para la medición de las sustancias ilegales, 15 teléfonos móviles, tarjetas SIM y 2.430 euros en efectivo. Por esta causa, uno de los acusados en esta segunda oleada de detenciones también se encuentra en prisión preventiva. Los castigos solicitados en este caso van desde los dos años a los cinco años y tres meses, siendo la mayor para el que permanece en prisión, toda vez que también es reincidente en tráfico de drogas.

El círculo se cerró en febrero de ese año con la interceptación de otro marroquí en un control en la A-1 a la altura de Lerma cuando, según plantea la fiscal, transportaba en autobús desde Algeciras 44,9 kilos de marihuana y 13,4 kilos de hachís. Según el Ministerio Fiscal, este viaje lo hacía de común acuerdo con su padre, lo que ha provocado que éste también haya sido trasladado a la cárcel de manera preventiva. La fiscal pide cuatro años y tres meses de prisión, así como una multa de 501.000 euros para cada uno.

Por último, la fiscal pide el sobreseimiento provisional de una undécima persona, puesto que no cree que está acreditada su participación en los hechos. La vista oral se celebrará en la Audiencia Provincial de Burgos el próximo 18 de septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos