RIBERA

Dos mesas de trabajo velarán por la situación laboral de los temporeros en Ribera del Duero

Vendimia en Castrilllo de Duero, Valladolid./A. O.
Vendimia en Castrilllo de Duero, Valladolid. / A. O.

Sindicatos, asociaciones agrarias, bodegueros e instituciones han sentado las bases para comenzar a funcionar en 2019

SUSANA GUTIÉRREZARANDA DE DUERO

Dos mesas de trabajo, una técnica y otra con presencia institucional, velarán en la Ribera del Duero por el correcto desarrollo de la vendimia, poniendo especial vigilancia en las condiciones laborales de los temporeros que participan en la recolección de la cosecha. Se trata de una iniciativa impulsada por los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, que ha convocado en las últimas semanas varias reuniones con los agentes afectados, donde se han sentado las bases para que comiencen a funcionar, una vez que termine esta campaña. En la jornada de ayer los sindicatos se reunieron en Aranda de Duero con el Consejo Regulador, la Asociación de Bodegueros y los colectivos agrarios, mientras que la pasada semana ya mantuvieron un encuentro con la Inspección de Trabajo, la Subdelegación del Gobierno, el Ayuntamiento de Aranda y los cuerpos de seguridad.

Una de las mesas tendrá un carácter técnico y estará constituida por los sindicatos y asociaciones agrarias y la otra tendrá un carácter más global con presencia institucional y laboral. Dos entes que, según detallaron los sindicatos, trabajarán de forma coordinada para evitar los problemas que pudieran surgir en la vendimia y, sobre todo, velar por el cumplimiento de la legalidad en la contratación de temporeros y en las condiciones de alojamiento y manutención. Las mesas de trabajo se convocarán, por primera vez, en el mes de noviembre para perfilar la hoja de ruta para la vendimia 2019.

 «Llevamos dos años detrás de ello y vamos a intentar que todas las partes tengan conciencia de los problemas para que se potencie la Ribera del Duero dentro de los parámetros de calidad, no solo del vino sino también de los trabajadores», destacó el secretario provincial de UGT en la provincia, Pablo Eliseo.

47 euros día

El secretario provincial de Asaja, David Sanz hizo hincapié en que el convenio laboral marca un mínimo de 47 euros al día para el vendimiados e insistió en que «no se puede pagar menos». Al respecto, consideró muy complicada la contratación en origen de los temporeros ya que las campañas de vendimia son muy cortas, además de marcadas por la climatología, y, a su entender, se torna complicado el hacer una previsión para bodegas y viticultores para las contrataciones de temporeros. En cualquier caso, insistió en que en la Ribera del Duero se contratan entre 2.000 y 3.000 trabajadores por campaña.

 

Fotos

Vídeos