Rico advierte del peligro de un «desfase» en los presupuestos locales si no se conforma el Gobierno de España

Cargos políticos e institucionales se han acercado a Arcos de la Llana/PCR
Cargos políticos e institucionales se han acercado a Arcos de la Llana / PCR

El presidente del PP de Burgos pide a Pedro Sánchez «un ejercicio de responsabilidad» y que si no es capaz de conformar Gobierno «deja paso a otras soluciones»

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

«España necesita un gobierno». Y también las comunidades autónomas, las diputaciones y los ayuntamientos. «Estamos viviendo un momento de incertidumbre que causa un riesgo real a la economía burgalesa», ha afirmado César Rico con motivo de la comida de hermandad que el PP ha celebrado este domingo en Arcos de la Llana y con la que da el pistoletazo de salida al curso político.

El presidente de los 'populares' recuerda que la reivindicación que están realizando las comunidades autónomas, en relación con la falta de información sobre los anticipos a cuenta, es extensible a la Diputación y a los ayuntamientos de Burgos. Todas las instituciones tienen que ponerse a trabajar en los presupuestos de 2020 y, para ello, tienen que saber a cuánto ascenderá la participación en los ingresos del Estado.

Sin embargo, nada se sabe todavía. Están con «la incertidumbre de no saber con qué ingresos ciertos se contará para equilibrar los gastos y no entrar en un déficit presupuestario», ha explicado Rico, también presidente de la Diputación Provincial. El Gobierno ni ha acualizado los datos de 2019 ni ha avanzado los de 2020, se lamenta, y el único responsable de la situación es Pedro Sánchez.

Por ese motivo, César Rico le ha pedido al socialista que haga «un ejercicio de responsabilidad y, si no es capaz de articular un gobierno, que deje paso a otras soluciones». El PP está dispuesto a enfrentar una nueva convocatoria electoral, pero reclama que se acabe con una incertidumbre política que, según Rico, también está paralizando las inversiones, la generación de empleo y poniendo en riesgo la cobertura de los servicios públicos.

Presencias y ausencias

La comida de hermandad es una cita ineludible del calendario del Partido Popular. Reúne a militantes, cargos públicos y orgánicos de la formación, en una jornada de convivencia en la que también interesa ver y dejarse ver, de ahí que se apunten presencias y ausencias, sobre todo en vísperas de años electorales pues todo el mundo intenta hacer sus movimientos para conseguir una posición destacada.

Junto con el presidente César Rico han estado su mano derecha en la Diputación, Borja Suárez, aunque de ellos tampoco se ha separado ni un ápice Ángel Carreterón. El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, no ha faltado al encuentro, como tampoco lo ha hecho Sandra Moneo, diputada nacional, ni Javier Lacalle, senador y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Burgos.

La comida ha servido para la «presentación en sociedad» del nuevo delegado territorial de la Junta, Roberto Saiz, que tomará mañana posesión de su cargo. No han estado, sin embargo, anteriores delegados territoriales como Baudilio Fernández Mardomingo o Jaime Mateu, este último desbancado del puesto de diputado tras las últimas elecciones.

Por el contrario, Cristina Ayala, que también se quedó sin puesto en el Senado, sí que ha acudido a Arcos de la Llana, lo mismo que la procuradora Inmaculada Ranedo, acompañada por Irene Cortés. O Lorena de la Fuente, que tras pasar por el Ayuntamiento se quedó a las puertas de las Cortes. Y los concejales César Barriada y Carolina Blasco, quien, por cierto, celebra esta jornada su cumpleaños.