La voz de Rodríguez de la Fuente guiará las visitas en 'Paleolítico Vivo'

Imagen de archivo de Félix Rodríguez de la Fuente/Europa Press/El Norte de Castilla
Imagen de archivo de Félix Rodríguez de la Fuente / Europa Press/El Norte de Castilla

La iniciativa pretende rendir homenaje al naturalista de Poza de la Sal con motivo del 90 aniversario de su nacimiento

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La voz de Félix Rodríguez de la Fuente guiará las visitas en 'Paleolítico Vivo', la iniciativa burgalesa que ofrece un safari a pocos kilómetros de Atapuerca para ver animales que vivían en la prehistoria, como bisontes, caballos Prezewalski, uros (antepasados de las vacas actuales) y tartanes (antepasados de los caballos).

El responsable del proyecto, Eduardo Cerdá, ha recordado a EFE que el naturalista originario de Poza de la Sal habría cumplido 90 años el próximo mes de marzo y por eso han decidido rendirle homenaje haciendo que sea su voz la que acompañe a los visitantes. Para ello, están elaborando un montaje a partir de intervenciones radiofónicas que Félix Rodríguez de la Fuente realizó en el programa diario 'La aventura de la vida', en Radio Nacional de España.

Cerdá ha explicado que con ese objetivo están rescatando cada pasaje sobre la prehistoria, donde incluso han encontrado menciones a Atapuerca, aunque Rodríguez de la Fuente falleció en 1980, antes del auge público de los yacimientos. También como homenaje al gran amante de los animales, el centro de recepción de Paleolítico Vivo, actualmente en proyecto, contará con un espacio para albergar las publicaciones y estudios del naturalista sobre Biología y Antropología.

El centro de recepción, en verano

Eduardo Cerdá ha adelantado que el centro de recepción de visitantes, que contará con respaldo económico de la Junta de Castilla y León, estará terminado a finales del próximo verano y dispondrá, además del espacio dedicado a Rodríguez de la Fuente, con una biblioteca que llevará el nombre de uno de los codirectores de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, una tienda e instalaciones para los visitantes, en una superficie total de 1.000 metros cuadrados atendida por seis trabajadores.

En el exterior, habrá también un quiosco que permitirá realizar degustaciones de cerveza de bellota, que se elabora dentro del proyecto, y carne de uro, que «son alimentos que ayudan a la financiación de Paleolítico vivo», ha explicado el promotor del proyecto.

La iniciativa recibe cada año unas 7.000 visitas, aunque hasta ahora solo disponían de un vehículo para los safaris, lo que limitaba su capacidad de recepción. Con la incorporación de otros dos vehículos esperan duplicar el número de visitantes, según las estimaciones de Cerdá.

Además, el proyecto firmará un convenio con la Universidad de Burgos que permitirá la realización de estudios de agricultura y ganadería y aumentar su relación con otros proyectos similares, sobre todo de países como Corea, Tanzania o Chile, con los que ya tienen contactos e intercambios a raíz de la 'Red de territorios' que crearon en 2011.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos