UPA-COAG pide paralizar la amplicación de la normativa de purines, que exige fuertes inversiones

La concentración ha estado empañada por la lluvia/PCR
La concentración ha estado empañada por la lluvia / PCR

La Alianza por la Unidad del Campo se ha concentrado a las puertas de la Delegación Territorial de la Junta en Burgos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La Alianza por la Unidad del Campo UPA-COAG se ha concentrado esta mañana a las puertas de la Delegación Territorial de la Junta en Burgos. El objetivo de la protesta, replicada en otras provincias de la región, es exigir a la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León que paralice la ampliación de la nueva normativa europea sobre purines y estiércoles, un ataque económico contra las explotaciones ganaderas de la provincia.

Gabriel Delgado, de UPA, ha explicado que la normativa introduce cambios en el modo de esparcir los purines en las parcelas agrícolas, lo que exigirá un cambio en la maquinaria que se utiliza para tal fin. Adaptar las cubas de purín puede suponer inversiones de más de 10.000 euros, que irán vinculadas a la adquisición de nuevos tractores, más potentes, con gastos de entre 120.000 y 200.000 euros.

Se trata de cuantías inasumibles para los ganaderos, sobre todo tras un año nefasto como el pasado, de ahí que se pida un aplazamiento en la ampliación de la norma, en vigor desde el 1 de enero. Además, Delgado ha recordado que, en no pocos casos, son los agricultores los que esparcen los purines por sus tierras, haciéndole un favor al ganadero. Si ahora se les exigen inversiones, van a negarse, y los purines quedarán concentrados en las explotaciones ganaderas.

Adaptada a Castilla y Léon

UPA-COAG insiste en que no están en contra de la normativa por sistema, pero sí quieren que su aplicación sea más flexible y, sobre todo, que se adapte a las características de Castilla y León. La norma europea está destinada a reducir la concentración de purines en las tierras, ante suelos muy saturados. Sin embargo, este problema no se da en Castilla y León, una región muy extensa, ha apuntado Delgado.

Por otra parte, los ganaderos lamenta que se vaya a penalizar la PAC en caso de incumplimiento de la normativa, pues las sanciones van vincualdas al pago verde y las medidas medioambientales. «Es un atropello», ha insistido Gabriel Delgado. Desde la Alianza por la Unidad del Campo piden a una reunión con la consejera Milagros Marcos y anuncian que, si no se les tiene en cuenta, están dispuestos a realizar nuevas movilizaciones, pues se trata de una norma que «afecta a los bolsillos de los agricultores y ganaderos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos