A certificar la permanencia

Thomnas Schreiner frente al Delteco./
Thomnas Schreiner frente al Delteco.

El San Pablo Burgos recibirá mañana (12:30 horas) al Tecnyconta Zaragoza con la posibilidad de sellar matemáticamente la permanencia con una victoria

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El San Pablo tiene en su mano la permanencia. De hecho, la acaricia con la punta de los dedos desde hace varias semanas, pero mañana podría ser definitivo. Si el conjunto burgalés gana al Tecnyconta Zaragoza, estará la temporada que viene una vez más en la Liga Endesa. Es más, en caso de perder frente al equipo maño, a los hombres de 'Epi' aún les quedarían varias balas en la recámara para certificar la permanencia.

La previa

San Pablo burgos:
Fisher, Gailius, Thompson, Huskic y Álex López.
Tecnyconta zaragoza:
Barreiro, Bellas, neal, Xavi Rey y Bjelica.
Pabellón:
Coliseum Burgos.
Hora:
12:30 horas. Movistar+.

Eso sí, en el Coliseum todos quieren cerrar el capítulo cuanto antes. Si es mañana, mejor que la semana que viene. Por eso, el técnico burgalés ha insistido a lo largo de la semana en que todavía no se ha conseguido nada y hay que mantener la concentración hasta el final.

Cierto es que la racha triunfal de los burgaleses en las últimas jornadas, con cinco victorias en los últimos seis compromisos, ha inyectado un plus de confianza al grupo, pero falta por dar el paso definitivo y los rivales que quedan por delante se la juegan. Ese es el caso del Tecnyconta, que se presentará en el Coliseum con la necesidad de sumar una victoria que le permita abrir brecha con los puestos de descenso, máxime teniendo en cuenta la dificultad de su calendario.

Ahora mismo, el equipo maño tiene 9 victorias en su casillero, apenas una más que el RETAbet Bilbao, que marca el descenso, y dos menos que el San Pablo. Esa situación coloca al Tecnyconta en un contexto de máxima exigencia y así lo ha advertido 'Epi', quien ha destacado la calidad del equipo zaragozano. «Es un rival muy duro, que tiene grandes individualidades», a las que tendrán que intentar hacer frente haciendo un «gran esfuerzo defensivo», señaló el entrenador burgalés en la previa.

En este sentido, abundó en la necesidad de mantener la concentración hasta el final. «Ya nos ha pasado una vez que tuvimos el objetivo cerca y perdimos en la última jugada haciendo un buen partido», comentó el técnico burgalés al tiempo que insistía en que «sólo le preocupa» el partido de mañana.

Con todo, el cuadro burgalés afrontará el choque con todos sus efectivos disponibles, incluido Deividas Gailius, que tras superar la recuperación de la lesión de muñeca, el pasado fin de semana regresó a las canchas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos