Liga Endesa

El baloncesto se ceba con el San Pablo y su increíble afición

Todos los jugadores del San Pablo Burgos ofrecieron su mejor versión/ACB Photo/María González
Todos los jugadores del San Pablo Burgos ofrecieron su mejor versión / ACB Photo/María González

Los burgaleses fueron mejores durante 35 minutos, pero el Barça rompió sus sueños después de una prórroga de infarto

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Sin palabras. El baloncesto mostró su cara más cruel en un Coliseum Burgos a rebosar y que le rendió tributo antes, durante y después del amargo partido entre el San Pablo Burgos y el Barcelona Lassa. Los burgaleses dieron la mejor de sus versiones, pusieron contra las cuerdas a todo un campeón de Copa del Rey y tuvieron la victoria tan en sus manos (85-72) que negársela fue cruel.

A pesar de todo, la afición aplaudió a su equipo hasta la extenuación y le animó cuando el cuerpo sólo pedía el lamento. Los rojipardillos dieron todo lo que tenían y eso fue valorado por el Coliseum, aunque no fue suficiente y la séptima victoria tendrá que esperar.

Por suerte, las derrotas de Real Betis y Divina Seguros Joventut mantienen el status quo en la clasificación. El San Pablo sigue fuera de los puestos de descenso y sale reforzado, tras casi conseguir una gesta que hubiera sido histórica.

101 San Pablo Burgos

Corey Fisher (12), Alex López (2), Vlatko Cancar (3), Deon Thompson (9), Goran Huskic (10) -cinco inicial-, Thomas Schreiner (4), Alex Barrera (-), Javi Vega (18), Sebas Saiz (18), John Jenkins (8) y Edu Martínez (17).

103 Barcelona Lassa

Heurtel Thomas (26), Petteri Koponen (10), Víctor Claver (9), Adrien Moerman (21), Ante Tomic (10) -cinco inicial-, Pau Ribas (2), Edwin Jackson (9), Juan Carlos Navarro (6), y Pierre Oriola (10).

cuartos:
15-20; 35-19; 20-24; 19-26; 12-14.
Árbitros:
Daniel Hierrezuelo, Luis Miguel Castillo, Esperanza Mendoza eliminaron por acumulación de personales a John Jenkins y Goran Huskic, por parte del San Pablo Burgos y a Petteri Koponen, por parte del Barcelona Lassa.
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum Burgos ante 8.985 espectadores.

No decepcionó el esperado partido. El San Pablo comenzó bien y no se dejó intimidar por un Barcelona Lassa en plena forma. Los castellanos partieron con un igualado 5-4, que se tornó a las primeras de cambio, como consecuencia de un parcial de 0-6 que sirvió para que los catalanes comenzasen a construir las primeras ventajas (5-10). Los de Pesic, perfectamente adoctrinados, dieron muestras de su talento y estiraron el marcador hasta la barrera psicológica de los 10 puntos (9-19). Entonces llegó el primer tiempo muerto. ‘Epi’ trató de recomponer a su equipo, que estaba sufriendo tanto en defensa como en ataque.

Reacción automática de los rojipardillos que, sin aproximarse demasiado (13-20), pusieron nervioso al técnico barcelonista. El tiempo muerto de Pesic no sirvió de nada. El San Pablo Burgos era un equipo exultante de confianza y carente de errores y esos factores le llevaron a vivir el mayor idilio que el Coliseum recuerda. El parcial de 17-4 hablaba por sí mismo y dibujaba un increíble marcador de 30-24. Pesic volvió a pedir tiempo muerto. Sin embargo, el San Pablo Burgos seguía de dulce y el espectáculo que estaban ofreciendo todos y cada uno de los jugadores que pisaban el parquet era inmejorable. Y es que la tormenta perfecta no se apaciguó hasta que no sonó la bocina del descanso (50-39).

El tercer periodo comenzó con un esperanzador triple de Vlatko Cancar, que había partido de titular, pero que no había conseguido anotar hasta ese momento (53-39). Sin embargo, el Barcelona Lassa tenía que hacer algo, sino quería marcharse del partido mucho antes de tiempo. Conscientes de ello, su ataque comenzó a fluir y lo hizo de tal manera que, en menos de cuatro minutos, neutralizaron casi la valiosa ventaja local (55-51). ‘Epi’ confió en los suyos, dio entrada a Edu Martínez por Cancar y el riojano respondió con un triple que frenaba el casi imparable avance catalán (58-51).

A pesar de todo, el dique de contención se estaba agrietándose y el Barcelona Lassa conseguía encontrar esos espacios que, minuto a minuto, permitían recortar diferencias. Los de Pesic acariciaron la remontada, con un 66-63 que parecía marcar el final del idilio que vivía el San Pablo con el baloncesto. Pero, una vez más, el cuadro burgalés dio muestras de equipo sólido y bien trabajado y consiguió cerrar el tercer periodo con un balance positivo (70-63).

El último y decisivo cuarto castigó al San Pablo. Los locales salieron con una gran actitud y pusieron al Barcelona Lassa contra las cuerdas. El campeón copero se tambaleaba y se podía sentir un triunfo histórico. El 85-72 parecía decisivo, pero todo se truncó. El baloncesto estaba siendo injusto con el derroche de esfuerzo ofrecido por el San Pablo en la cancha. Los de Pesic se aproximaban. Su talento y optimismo hicieron el resto (89-87). Los rojipardillos lo tuvieron en las manos, lo acariciaron, pero el balón no quiso entrar y el Barça consiguió llevarse el partido a la prórroga.

Ahí, el cuadro catalán se hizo fuerte y llevó el dominio del juego. El San Pablo, a remolque, trataba de no desesperanzarse, después de haberlo tenido tan cerca y verse por detrás en el marcador. Los de Pesic pusieron de inicio un 0-7, que obligó a los locales a dejar lo que no tenían para mantener la intriga hasta el final. Edu Martínez, otra vez, hizo soñar a los suyos (101-101), pero el Barça respondió y primero Goran Huskic y Alex López después fallaron el tiro que decide estos partidos y el San Pablo despertó de su sueño.

La próxima jornada, los burgaleses tendrán una nueva oportunidad de sumar la séptima victoria de la temporada y será en el WiZink Center Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid ante el Movistar Estudiantes. El partido será el domingo a las 12:30 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos