El San Pablo Burgos aspira a consolidarse en la élite y seguir creciendo

Imagen de un partido del club burgalés/BC
Imagen de un partido del club burgalés / BC

El San Pablo Burgos comienza la segunda temporada en Liga Endesa tras una buena primera campaña

EFE

El San Pablo Burgos afronta su segundo año en Liga Endesa como el que tiene que marcar el punto de inflexión para seguir creciendo en la categoría y comprobar si en un futuro no muy lejano puede ir aumentando sus aspiraciones en competición doméstica o, incluso, dar el salto a Europa.

Tras cuajar una buena primera campaña, en la que a pesar de un inicio complicado con siete derrotas en las primeras siete jornadas consiguió salvarse a falta de cuatro partidos para el final, los castellanos quieren dar un salto de calidad manteniendo la columna vertebral que tan buenos resultados le dio.

Así, mantiene a Diego Epifanio 'Epi' como entrenador acompañado de Alberto Codeso y Fran Hernández como segundos de abordo, un tridente que mantuvo la calma en los momentos más difíciles de la temporada y que han sido pieza fundamental para que San Pablo fuera uno de los equipos más competitivos de la zona baja de la tabla.

Repiten jugadores como Álex Barrera, Álex López, Javi Vega -que seguirá siendo el capitán del equipo-, Goran Huskic, Deon Thompson y Vlatko Cancar, estos dos últimos de nuevo como jugadores franquicias y aportando la calidad necesaria para poder dar ese paso hacia adelante.

En el caso de Cancar, alero internacional con Eslovenia que pertenece a los Denver Nuggets, el club ha hecho un esfuerzo importante por retener a un jugador que está llamado a convertirse en uno de los hombres referencia en Europa y que quiere seguir mejorando en la Liga Endesa.

Algo más han tenido que sudar para retener a Deon Thompson, que llegó a estar en el periodo de tanteo sin que llegara a concretar su marcha a ningún otro club, si bien hubo varios equipos que se interesaron por el californiano, quien finalmente ha preferido mantenerse como la gran estrella del conjunto azulón.

Con esta base, la dirección deportiva del club, encabezada por Albano Martínez, ha apostado por ir incorporando un total de cinco piezas más para configurar un puzzle que ilusione y que de garantías.

Para empezar, ha renovado completamente la posición de base, apostando por dos jugadores completamente diferentes pero muy del estilo FIBA, como el uruguayo Bruno Fitipaldo y el serbio Ognjen Jaramaz, y que aportarán calidad, desparpajo y puntos como directores de juego.

Mientras que Fitipaldo es un jugador experimentado en ligas europeas como la italiana o la turca, militando en 2017 en el Galatasaray y llegando a disputar Euroliga, Jamaraz es un diamante en bruto que llega procedente del Mega Lecks y que se toma su llegada al San Pablo como un salto de calidad en su carrera deportiva.

Para el juego exterior, los azulones contarán este año con el escolta americano Branden Frazier y el alero montenegrino, canterano del Real Madrid, Dino Radoncic, que ha llegado cedido como parte de su proceso de crecimiento.

Frazier, con un marcado estilo callejero del Bronx, su lugar de origen, ha ido mutando su juego hacia lo colectivo, más propio del baloncesto europeo, gracias a que desde 2014 ha competido en las ligas holandesa, húngara, ucraniana y, los dos últimos años, en la rusa.

Radoncic, de 19 años, es una de las perlas de la cantera blanca que Pablo Laso quiere cuidar y para ello ha apostado por una cesión a un equipo como Burgos, siguiendo la fórmula que tan bien salió con Sebas Sáiz, y en el que deberá demostrar su calidad desde más allá del arco.

En la pintura azulona, un viejo rockero y conocido de la Liga Endesa se ha unido este año al plantel, Viacheslav 'Slava' Kravtsov, un pívot de 2,13 que ha militado en las filas de Zaragoza y Valencia, con quien conquistó el título en la 2016-17, pero que cuenta con experiencia en la NBA con los Pistons y con los Phoenix Suns, así como en Euroliga al más alto nivel con el CSKA de Moscú.

La envergadura de 'Slava' es el complemento perfecto para el juego interior del San Pablo, completando una dupla temible con Deon Thompson tanto en ataque como en defensa, donde muy mucho tendrán que pelear los rivales para superarle.

En principio, se trata de una plantilla de garantías para poder salvar la categoría con mayor facilidad que el pasado año y, si bien desde el club mantienen los pies en el suelo, para aspirar a objetivos más ambiciosos.

Plantilla del San Pablo Burgos 2018/2019

6 Bruno Fitipaldo (URU) Base 1.83 27

9 Álex Barrera (ESP) Escolta 1.96 26

10 Javi Vega (ESP) Ala-Pívot 2.05 30

11 Branden Frazier (USA) Escolta 1.91 26

21 Deon Thompson (USA) Ala-Pívot 2.03 30

23 Goran Huskic (SRB) Pívot 2.10 26

25 Álex López (ESP) Escolta 1.89 27

31 Vlatko Cancar (SVN) Alero 2.01 21

32 Ognjen Jaramaz (SRB) Base 1.93 23

55 Viacheslav Kravtsov (UKR) Pívot 2.13 31

66 Dino Radoncic (MNE) Alero 2.02 19

Entrenador: Diego Epifanio

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos