Liga Endesa

El San Pablo Burgos deja claro que no renuncia a nada

El equipo celebra la victoria/María González
El equipo celebra la victoria / María González

Los azules fueron superiores al Montakit Fuenlabrada de principio a fin y no dieron opción a los de Jota Cuspinera | Hasta siete jugadores valoraron con 10 o más puntos

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Partido-fiesta. El San Pablo Burgos cuajó su partido más cómodo de esta temporada ante un Montakit Fuenlabrada completamente superado. Quizá no fue el mejor en lo que a juego se refiere, pero sí en efectividad, donde el dominio azul fue incontestable. De principio a fin, los hombres dirigidos por Diego Epifanio 'Epi' fueron trabajando en una ventaja que no dejaron de alimentar hasta el final.

El último cuarto se convirtió en un entrenamiento de calidad y la duodécima vitoria del San Pablo Burgos se selló con honores. Los locales exponen así su candidatura a todo, después de ganar con mucha solvencia a un equipo que venía de ganar sus tres últimos partido.

99 San Pablo Burgos

Fitipaldo (5), Frazier (16), Zipser (7), Sutton (7) y Lima (13) -cinco inicial- Benite (7), Barrera (3), Vega (11), Huskic (10), López (8) y Cancar (12).

76 Montakit Fuenlabrada

Rowland (4), Cruz (12), Eyenga (11), O'Leary (9) y Kravtsov (10) -cinco inicial- Rupnik (17), Bellas (6), García (-), Llorca (-), González ()5 y Clark (2).

Cuartos:
19-11 | 32-19 | 24-26 | 24-20.
Árbitros:
Juan Carlos García González, Vicente Bultó y Alfonso Olivares.
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigesimosexta jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum Burgos ante 9.251 espectadores.

Tarde de espectáculo en el Coliseum Burgos con un San Pablo Burgos que empezó festivo y proponiendo un baloncesto atractivo y un Montakit Fuenlabrada que se sumaba a las finalizaciones con mate. La salida de ambos fue buena, pero a los madrileños les fallaba el mate y el marcador se abría. Brandon Frazier hacía el trabajo ofensivo con dos triples consecutivos y mandaba el partido al tiempo muerto, con un 17-9 que confirmaba el gran trabajo de los primeros minutos. Esto ocurría al borde de un final de primer cuarto que se cerró con 19 a 11 en el luminoso.

Los azules estaban desatados. La confianza en su juego estaba amedrentando al Fuenlabrada, que se vio en un abrir y cerrar de ojos con una desventaja de 15 puntos (31-16). El San Pablo había casi duplicado a su rival y ahora tenía por delante un partido muy largo para administrar su distancia. El técnico visitante, Jota Cuspinera, no tuvo más remedio que pedir tiempo muerto y encomendarse a una reacción de su equipo. A pesar de los ajustes defensivos y de la mayor actividad escenificada, los otros cinco minutos de partido hasta el descanso solo sirvieron para dilatar una diferencia que seguía muy notable (51-30).

Tras el paso por vestuarios, el Montakit salió buscando un golpe de efecto y, por un momento, con un parcial de 0-6, pareció que podía llegar. Sin embargo, la madurez de un San Pablo Burgos en alza, descartó rápidamente esa opción. Los locales equilibraban fuerzas y se volvían a situar en los veinte puntos de diferencia. Tal era el control del partido, que Fuenlabrada estaba sin ideas y dando una imagen de equipo sin construir completamente irreal (66-44). A pesar de las numerosas faltas con las que fueron sancionados los hombres de 'Epi' (18-13), el partido lo tenían en la palma de la mano a un cuarto para el final (75-56).

Los diez minutos finales se presentaban como un entrenamiento de calidad, con la única opción de que Fuenlabrada cuajará un juego perfecto y a los de casa no les saliera nada. Esto último no se dio. Solo una defensa zonal de los de Cuspinera planteó algunas dudas entre los burgaleses, pero con el amplio margen de error, esos problemas pasaron desapercibidos (84-62). Solo quedaba esperar, seguir sumando sensaciones y disfrutar del partido más cómodo que ha tenido el San Pablo Burgos esta temporada. Robert Valge pudo jugar unos minutos y el marcador final acarició los cien puntos (99-76).

La afición

La próxima jornada, el San Pablo se enfrentará al Divina Seguros Joventut el domingo a las 17:00 horas.