Liga Endesa

El San Pablo saca a relucir su superioridad en el momento justo

El equipo celebra con la afición la esperada victoria/María González/SPB
El equipo celebra con la afición la esperada victoria / María González/SPB

Los burgaleses se impusieron con solvencia al Cafés Candelas en un partido que dominaron de principio a fin | Destacó el juego coral del equipo con siete jugadores valorando por encima de los 8 puntos

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Este es el San Pablo Burgos que vence y convence. El conjunto burgalés sumó su segunda victoria de la temporada en esta quinta jornada de la Liga Endesa, en la que se medía al Cafés Candelas Breogán. El conjunto local fue superior en casi todas las facetas del juego y a penas concedió opciones al equipo gallego que ha vuelto a la liga doce años más tarde. El viejo conocido de la afición burgalesa, Natxo Lezcano y su equipo, se volvieron a encontrar con una derrota en un escenario en el que históricamente siempre han pasado muchos apuros.

92 San Pablo Burgos

Fitipaldo (12), Frazier (13), Cancar (9), Thompson (18) y Huskic (6) -cinco inicial- Barrera (8), Vega (2), Jaramaz (7), Kravtsov (8) y Radoncic (10).

76 Cafés Candelas

Cvetkovic (7), Vidal (4), Brown (-), Redivo (17) y Jordan (13) -cinco inicial- Kinsey (9), Löbfberg (4), Belemene (4), Sulejmanovic (6), Gerun (8).

cuartos:
16-14 | 21-20 | 19-19 | 26-23.
Árbitros:
Carlos Peruga, juan de Dios Oyón y Esperanza Mendoza.
incidencias:
Partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga Endesa disputado en el Coliseum Burgos ante 9.157 espectadores. El pabellón se tiñó de rosa para apoyar a todas las mujeres que padecen o han padecido cáncer de mama.

El San Pablo Burgos se puso su traje de gala para jugar un partido clave a la hora de evaluar el carácter del equipo. No tanto por la necesidad de ganar, sino por la de convencer y convencerse, los hombres de Diego Epifanio 'Epi' no tardaron mucho en demostrar que son un equipo superior al recién ascendido Cafés Candelas Breogán. Prácticamente, desde los primeros compases del partido, los locales se mostraron contundentes en defensa y certeros en ataque.

Conforme transcurría el primer cuarto, esta mejor versión se iba imponiendo con mayor solvencia sobre el equipo gallego (19-9). Fue entonces cuando Natxo Lezcano, técnico del Cafés Candelas Breogán, pidió tiempo muerto. El partido comenzaba a escaparse y todavía no se había concluido el primer cuarto. Sin embargo, de poco o nada le sirvió reunir a sus hombres, ya que el primer acto fue muestra patente de la superioridad local (26-14).

Tenían mucho trabajo los gallegos y todo pasaba por equilibrar la intensidad defensiva. Sin embargo, a pesar del paso adelante del Cafés Candelas, no fue suficiente. El San Pablo seguía siendo mejor en casi todos los apartados del juego y conseguía aumentar poco a poco la ventaja (35-20). Lezcano perdió los nervios y pidió un obligado tiempo muerto para sacudir a sus hombres, que se habían acostumbrado a perder el duelo directo con su par. La nueva vuelta de tuerca pudo hacer reaccionar a los gallegos y el partido, por primera vez, se estrechó (43-30). Los locales volvían a sufrir para no conceder segundas y hasta terceras oportunidades a su rival, pero era capaz de no ceder más ventaja de la que había cosechado en el primer periodo.

Con el partido pendiente de un hilo, así se reanudó la segunda mitad. Tras el paso por vestuarios se equilibró la contienda, aunque conforme pasaron los primeros minutos, el San Pablo retomó esa superioridad de la que había estado haciendo gala durante los dos primeros cuartos (61-47). Aún con el mejor juego, el Cafés Candelas supo agarrarse con la yema de los dedos al partido para cerrar el tercer periodo con un abultado, pero no definitivo 66-53 en el marcador.

El San Pablo apretó los dientes y no quiso que esa mínima opción de remontar el partido que tenía su rival cobrase más fuerza. Desde el inicio se encargó de castigar en cada acción a los gallegos y consiguió dejar el partido visto para sentencia (75-56). La distancia de seguridad era la apropiada para confiar en no pasar apuros en la recta final del partido y con solo siete minutos por disputarse el San Pablo podía estar satisfecho del partido que había sido capaz de hacer (92-76).

Con la segunda victoria de la temporada, el San Pablo preparará esta próxima semana uno de los partidos más exigentes de la temporada, en el que se medirá al Real Madrid en el Palacio de los Deportes de Vista Alegre el próximo domingo a partir de las 12:30 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos