En Burgos, camino de Barcelona para una vuelta al mundo en bicicleta

El cicloviajero uruguayo Nestor Yuguero en Burgos /DANIEL SAMANIEGO
El cicloviajero uruguayo Nestor Yuguero en Burgos / DANIEL SAMANIEGO

Las piernas de Néstor Yuguero, un uruguayo de 53 años han recorrido ya más de 20.000 km alrededor de cuatro continentes a favor de causas solidarias | Burgos forma parte de su nuevo proyecto, que le llevará a dar la vuelta al mundo en bicicleta

DANIEL SAMANIEGO

Para Néstor Yuguero Velázquez la bici es algo más que un deporte, es una forma de vida. Este uruguayo de 53 años lleva desde hace cuatro recorriendo el mundo subido a su vieja bicicleta 'Otero', una «reliquia» como él mismo dice, ya que «desde hace 25 años ya no se fabrican bicis de esta marca». Todo comenzó en 2015, cuando Néstor, tras una temporada en el paro y ver que las cosas iban a peor, decidió dejarlo todo e ir «en bici desde Barcelona hasta Amsterdam para ver un cuadro de Van Gogh», todo ello sin haber montado en bici en toda su vida. Tras su primera aventura a pedales, decidió echarse a la carretera y recorrer más de 14 países de Europa Central y del Este en 8 meses de viaje, en los que recaudó fondos para la Asociación de Esclerosis Múltiple.

Desde entonces ha recorrido 21.300 kilómetros en cinco viajes en los que ha recaudado fondos para fines sociales en la mayoría de ellos. «Me pareció interesante tener un valor agregado a aparte del deporte», asegura sobre su labor humanista. Pero su proyecto más ambicioso es el que le ha traído hasta Burgos de camino a Barcelona, una vuelta la mundo en bici. La primera etapa de su viaje le llevará desde el Bar 'El Cal Pintxo' de Cerdanyola del Vallés (Barcelona), hasta Irán. Desde allí irá a Japón, pasando por la India y Pakistán para recorrer después los Estados Unidos de costa a costa y volver a España cruzando el charco.

Llega a Burgos desde Ponferrada, donde reside habitualmente. En la que es su segunda visitia a la ciudad del Cid Néstor ha aprovechado para disfrutar de los monumentos que Burgos ofrece a los turistas. En su primera visita estuvo con el viaje que realizó alrededor de España a favor de las Plataformas de Afectados por las Hipotecas (PAH), uno de los viajes que más le han «marcado».

Para esta travesía todavía no ha decidido a qué organizaciones destinar los fondos que consiga, puesto que prefiere «apoyar a varias asociaciones poco tiempo con cada una, ya que mantener la atención de la gente más de un mes es complicado».

Yuguero mostrando la bandera del viaje
Yuguero mostrando la bandera del viaje / DANIEL SAMANIEGO

En el resto de sus travesías ha podido recorrer España en varias ocasiones e incluso un viaje por Portugal, que hizo con su hijo, saliendo desde Ponferrada y tardando un mes en llegar hasta Faro a favor de la donación de sangre. Pero el que más le marcó fue la vuelta a España que realizó a favor de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), en la que tras recorrer toda la costa española durante cinco meses llegó a Madrid a entregar en el Congreso un documento con cinco reclamaciones hechas por las distintas PAH de España. En este viaje reconoce que «el cariño de la que la gente me mostraba por el camino me marcó mucho», por lo que es uno de los que más huella le han han dejado.

Y todos estos viajes son realizados con el mínimo coste, ya que Néstor elimina todos los gastos que consideran superfluos o innecesarios. «Antes viajaba de camping a camping porque era un inexperto, ahora llevo conmigo lo justo y necesario», asegura el cicloviajero uruguayo. A pesar de ello, gracias a la amabilidad de la gente, en pocas ocasiones duerme al raso, ya que son muchas las personas que le ofrecen un sitio donde poder dormir resguardado de las condiciones climatológicas.